TURF | ROYAL ASCOT

Gosden y Crowley brillan en el arranque de un Ascot protegido

El preparador logró un doblete y el jockey, un triplete de victorias en el inicio del Royal Ascot. Todo el mundo llevó mascarillas, salvo los jinetes.

Gosden y Crowley brillan en el arranque de un Ascot protegido
POOL REUTERS

El Hipódromo de Ascot, en el condado inglés de Berkshire, abrió sus puertas este martes, pero sólo para mozos, preparadores, propietarios, empleados unos pocos periodistas y los jinetes, claro, los únicos que tenían permitido no usar mascarilla. Debido a la pandemia del coronavirus, el Royal Ascot, una serie de cinco días de carreras de caballos que terminará el sábado, arrancó sin público por primera en sus 309 años de historia.

Bajo un cielo encapotado, se echó de menos la elegancia y el glamur que acompañó siempre a uno de los eventos más importantes de Inglaterra a nivel deportivo y social. No se vieron elegantes sombreros, ni vestidos fastuosos, ni chaqués, ni pajaritas, ni música, tampoco cócteles. No acudió como inauguradora la Reina Isabel II. A petición de los organizadores, los aficionados compartieron desde sus casas, a través de las redes sociales, fotografías en las que aparecían con las galas que hubieran lucido en condiciones normales en el regio hipódromo. Y las apuestas también funcionaron a distancia.

Jim Crawley y el entrenador John Gosden fueron los grandes triunfadores en el estreno. El jockey de 34 años completó un triplete al vencer en la Buckingham Palace Handicap, la King’s Stand Stakes y la Duke of Cambrigdge Stakes con Motakhayyel, Battaash y Nazeef. El último es un caballo joven preparado por Gosden, que también triunfó con Frankly Darling en la que fue en ese momento su victoria 50 en el Royal Ascot. Este miércoles continúa la acción desde las 14:40, hora española, y puede seguirse en Movistar Deportes.