BALONMANO

Chema Rodríguez, el décimo oro mundial a los banquillos

El central palentino se retira en Francia para hacerse cargo del Benfica, aunque ya había trabajado de ayudante con Hungría

Chema Rodríguez, el décimo
oro mundial a los banquillos

El central palentino Chema Rodríguez (40 años) ha dicho basta: se retira como jugador en el Saran francés, y da el salto a los banquillos para dirigir la próxima temporada al Benfica, el tercer clasificado de la liga portuguesa tras el Sporting y el Oporto. Con su retirada sólo quedan dos jugadores en activo de los que ganaron la medalla de oro para España en el Mundial de 2005: Raúl Entrerríos y Hombrados. Además, de aquella Selección de Juan Carlos Pastor es el décimo jugador que salta a los banquillos.

Chema, que pasó del Valladolid al Ciudad Real por 800.000 euros (el fichaje español más caro del momento), pasaría luego al Veszprem, desde el Atlético de Madrid, donde coincidió con Carlos Ortega de entrenador, y que decía que el central había sido "una gran ayuda para llevar al equipo", porque además de un excelente central siempre ha sido un jugador de gran ascendencia, y de hecho en el último Campeonato de Europa era el entrenador ayudante de Hungría.

De la Selección que ganó el Mundial, y de los retirados, David Barrufet es el director de la sección del Barcelona, Juancho Pérez se ha metido en política, y Fernando Hernández está en su negocio en Valladolid sin dedicación profesional con el balonmano. El resto, todos tienen o han tenido relación profesional desde los banquillos: Mateo Garralda dirige a Chile; Mariano Ortega está el frente del Guadalajara; Alberto Entrerríos en el Nantes; Iker Romero de segundo en el Hannover; David Davis en el Veszprem; y Garabaya en el Logroño. Demetrio Lozano estuvo al mando del Zaragoza, Rolando Urios ha pasado por equipos extranjeros y españoles, y Juanìn Garcia acaba de salir del Ademar, donde llegaba el segundo equipo. Mientras que Albert Rocas trabaja en el balonmano, pero de formación,