ATLETISMO

Fernando Carro: "Tenía más nervios que en una carrera"

Fernando Carro, plusmarquista español de 3.000 obstáculos, dio su primera carrera al aire libre tras la cuarentena y AS le acompañó. "Iba al principio como un pato", dice

Fernando Carro: "Tenía más nervios que en una carrera"
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Un acto simbólico, unos kilómetros por un mirador de Paracuellos de Jarama, con vistas al aeropuerto de Barajas. Despegaban aviones, pocos, salían de sus casas los corredores, muchos. Así rompió la cuarentena deportiva Fernando Carro, plusmarquista español de 3.000 obstáculos. "Respirar de nuevo el aire de la calle fue especial, es cierto que en los primeros pasos me sentía corriendo como un pato, raro", dice a AS este madrileño, de 28 años, con una voz más alegre que en los últimos 50 días. Él fue uno de los miles de deportistas que saltaron a la calle ayer: "No podía dormir, tenía nervios como si fuera una carrera. Lo considero un día de reencuentro con la gente, aunque fuera de lejos, te invadía una sensación de victoria colectiva".

Cuando se decretó el estado de alarma, Carro compró rápidamente una cinta de correr de alta gama y que "ahora, por suerte, será una inversión de futuro": "Allí haré doblajes, pero es un complemento. En realidad, mi vida no era tan diferente antes, porque pasaba mucho tiempo en casa por el descanso de los entrenamientos, pero faltaba algo muy importante: que no podía hacer mi trabajo como habitualmente, al aire libre. Ha sido como una lesión larga, de un mes y medio", reflexiona el atleta.

El mayor problema era "la incertidumbre" que todavía sobrevuela al futuro del deporte de élite: "Tenía miedo a lo que iba a pasar, porque estás en lo mejor de tu carrera deportiva y no sabes qué va a ser de ti... Pero podemos reinventarnos, estoy seguro". Mucho cine (es amante de la saga de Harry Potter y el Señor de los Anillos), y trabajo psicológico de apoyo mutuo con su pareja y atleta Clara Viñarás han sido las recetas para superar la situación. "Ella apenas ha podido dormir por los nervios. A las 7:00 ya teníamos los ojos como platos", cuenta. Ambos hicieron ese paseo inicial juntos (guardando la distancia) tras una cuarentena vivida bajo el mismo techo.

Carro siguió este tiempo con los planes de su entrenador Arturo Martín Tagarro, y el objetivo pasa ahora por recuperar la rutina en "la nueva normalidad". "Esta semana que viene será de transición y después ya trataremos de ir a la Casa de Campo y a la pista del INEF, cuando abran. Pero habrá que tener cuidado y adaptarse. Si tenemos que pasar un test o lo que sea necesario, pues adelante", dice el fondista, que luce como filosofía "trabajar 24/7 todos los días del año": "Es que el atletismo no es un deporte de acción-reacción, que entrenas un mes y ya está. Es el trabajo de años, todo un proceso, si no le das al cuerpo lo que necesita no llegas al nivel que quieres".

El obstaculista se muestra abierto a competir en eventos de "la nueva normalidad", como ya se ha hecho en otros lugares de Europa. "Es cierto que parece difícil que haya grandes competiciones de atletismo, pero yo no tendría problemas en hacer competiciones internas, o contra mi mismo en un futuro. O contrarreloj, cara a cara. Todavía queda mucho 2020 y hay que intentar ser optimista", explica Fernando, que hace una reflexión: "Un año en blanco a nivel de competición no es tan malo como un año en blanco a nivel de entrenamientos". Y añade un apunte: "En la carrera deportiva de un atleta tienes dos o tres oportunidades, y hay que tratar de aprovecharlas, porque es todo lo que has hecho en una vida". Carro ya puede correr.

Como Carro, numerosos atletas subieron sus primeros entrenamientos a las redes sociales: Ana Lozano, Adrián Ben, Kevin López, Irene Sánchez-Escribano, que cierra: "Qué grande es disfrutar otra vez del aire y del viento en la cara".