VOLEIBOL

El May Deco Logroño lamenta la falta de apoyo para ser campeón

El May Deco Logroño deberá esperar todavía a una resolución de la Federación Española de Voleibol para conocer si se le otorga el título de la Superliga Femenina.

El May Deco Logroño lamenta la falta de apoyo para ser campeón

El May Deco Logroño deberá esperar todavía a una resolución de la Federación Española de Voleibol para conocer si se le otorga el título de la Superliga Femenina, algo que no apoyan la mayor parte de los clubes de la competición a pesar de la clara ventaja en la tabla de las riojanas. Así lo ha explicado Carlos Arratia, el principal responsable deportivo del equipo de Logroño, que se encaminaba a su séptimo título consecutivo de la Superliga española y que, a falta de dos jornadas de la Liga regular, cuando se dio por cancelada la temporada, acumulaba nueve puntos de ventaja sobre el segundo clasificado.

Esta semana los clubes femeninos españoles y la Federación han mantenido una reunión por videoconferencia "y solo hubo un club que afirmó que le daba igual que se nos diera el título, el Menorca", ha asegurado Arratia. Curiosamente, el segundo clasificado en la competición y el único que este año parecía ser una alternativa a las logroñesas es el equipo menorquín; mientras, el otro equipo riojano, el Haro, no dio su apoyo expreso a que el May Deco sea campeón. "Además, aunque no ha habido una resolución oficial, la Federación Española tampoco ve bien proclamar a un campeón, porque no se ha jugado la fase final", ha lamentado Arratia. Sin embargo, considera que esa postura "contrasta con lo que se ha hecho en la Superliga 2" en la que "ya se ha reconocido el derecho a ascender a los primeros clasificados, sin jugar el play-off y sin contar con el perjuicio a equipos que estén justo por detrás en la clasificación pero sí iban a jugar esa fase".

"No entendemos cómo en una categoría se reconoce un derecho y en la superior no", insiste Arratia, que tampoco comparte el que "cuando más difíciles se van a poner las cosas, porque el año próximo puede haber muchas dificultades económicas, se conceden cuatro ascensos sin que baje nadie, lo que hará una Liga más larga y más cara". Arratia admite que "la esencia de cualquier competición es ganar en la pista" y asegura que le hubiera gustado optar al título de esa forma "pero es más triste haber jugado veinte jornadas de una competición y terminarla sin un ganador, como si no hubiera pasado nada" pese a que "había un equipo destacado y que matemáticamente era campeón de la fase regular y había ganado la Copa".

Así "se pretende dejar pasar todo eso sin premiar el esfuerzo hecho y prácticamente nadie dice lo contrario, aunque en realidad no creo que se perjudique a nadie, y eso hace esta situación aún más triste", considera el máximo responsable del club que domina el voleibol femenino español desde hace más de un lustro. Además, ha explicado, la Federación Española sí les reconoce "el derecho administrativo a ser candidatos a jugar en Europa" una postura que "cuando menos es extraña", considera. El vigente campeón español renunció la temporada pasada a disputar competiciones europeas por falta de presupuesto. "Pero llevábamos tiempo trabajando en la idea de volver a competir en Europa, cuando pasó todo esto, por eso da más rabia, si cabe, toda esta situación", ha concluido.