BOXEO

Se inician las conversaciones para un Joshua vs Fury en Arabia

ESPN asegura que los dos equipos han comenzado las negociaciones. Esperan la oferta de un país de la península arábiga y resolver problemas contractuales.

Se inician las conversaciones para el Joshua vs Fury.

La petición estaba hecha y los rumores no han cesado en los últimos meses. Anthony Joshua, campeón mundial WBA, IBF y WBO del pesado, pidió públicamente una pelea a Tyson Fury: "Si realmente quieres decir que eres el número uno, ven a pelear conmigo", le dijo. Parece que algo se encendió en el monarca WBC del peso pesado, ya que las palabras se han transformado en conversaciones serias. Al menos así lo asegura Steve Kim (ESPN). MTK está haciendo de celestina entre Eddie Hearn (promotor de Joshua) y Frank Warren (comanejador de Fury junto a Top Rank), ya que la relación entre ambos no es buena. Hearn ha reconocido los contactos y MTK apuntó que ahora esperan "una oferta de Arabia Saudí".

Joshua y Fury son ingleses y residentes en Inglaterra, por lo que todos los fans de ese país fantasean con un pleito en Wembley o algún gran estadio, pero la vía no será esa. Para que se dé la pelea debe haber mucho dinero de por medio, ya que ambos tienen obligaciones contractuales y deberán poner una gran cantidad para aparcarlas, sobre todo con Deontay Wilder. Por ello, la opción es ir a final de año a la "península arábiga", apuntan en ESPN. Además, sería otra opción para paliar la posibilidad de que en Reino Unido no se permitiese público, porque al contrario que otros pleitos, Joshua ya ha reconocido que estaría dispuesto a bajarse el caché para que la pelea se produjese.

De momento las conversaciones están en una fase inicial y es que todas las partes implicadas están en el proceso mas difícil: eliminar los compromisos previos de ambos bandos. Anthony Joshua parece que es quien más fácil lo tiene. Tenía previsto defender sus tres cinturones ante Kubrat Pulev el 20 de junio, una pelea que se ha pospuesto sine díe y que podría aplazar con relativa facilidad, ya que el búlgaro tiene de promotor a Bob Arum y eso podría dejar vía libre. El principal escollo que tiene una unificación completa del peso pesado es Deontay Wilder. El excampeón WBC tenía por contrato una tercera pelea si perdía.

No tardó nada en anunciar que quería ejercerla y sigue empeñado en ello. Primero iba a ser en julio, después en octubre y ahora se habla de diciembre. Todo por la pandemia de coronavirus, ya que Bob Arum ha dicho que sin público carece de sentido hacerla porque sería deficitaria. Wilder ha tenido que ser operado del bíceps por una lesión que se produjo contra Fury, y el tiempo no le vendría mal, pero desde su equipo lo tienen claro: "La próxima vez que se suba al ring será en la trilogía", apuntan. Para este caso es donde sería necesario contar con mucho dinero llegado desde Arabia o algún país vecino. Quizá por una gran cantidad el 'Bombardero de Bronce' decida hacerse a un lado. Muchas incógnitas y es que aunque la pelea venda desde este momento la situación es que se encuentra en una situación muy primigenia. Hay interés por ambas partes, pero todavía queda mucho camino para que se pueda dar.