BOXEO

Bob Arum revela sus planes para que Top Rank vuelva "en junio"

El presidente de Top Rank concedió una entrevista en ESPN en la que relató las opciones que maneja. La prohibición de entrada a EE UU, el principal problema.

Bob Arum habla del regreso del boxeo tras el COVID-19
AFP

La UFC tiene un plan de acción para regresar desde el próximo 9 de mayo. Al ser una única empresa parece que podrá dar mas celeridad al regreso. El retorno del boxeo en el primer nivel, ya que el pasado sábado hubo una velada en Nicaragua, todavía no está claro. Los diferentes promotores están estudiando todas las opciones. El primero en romper la baraja ha sido Bob Arum. El veterano presidente de Top Rank concedió una entrevista en ESPN en la que habló de su particular proceso de 'desescalada'. Habrá shows pronto, pero quizá no los grandes combates que todos deseamos.

"Esperamos estar operativos en junio. Estamos trabajando con las Comisiones de Nevada, California y Texas. Queremos asegurarnos que cuando volvamos, obviamente sin público, todo se haga de manera correcta. Todos los involucrados, no solo equipos, serán evaluados", apuntó. Además, Arum reveló que la idea es conocer primero el lugar donde realizar el show y después llevar a los boxeadores al mismo gimnasio para llevar a cabo la preparación. "Si las peleas son Las Vegas estamos trabajando en nuestro gimnasio. Lo estamos esterilizando y obteniendo las condiciones apropiadas para que vayan a entrenar allí con sus compañeros", añadió.

Una vez elijan el lugar, se "quedarán en el mismo recinto unos dos meses". Además, para no organizar eventos demasiado grandes, Arum habla de "cuatro combates por cartelera", eso sí apuntilla que "deben ser de gran nivel". La idea está clara, pero Arum también es consciente de que tiene un gran problema ahora mismo: solo puede contar con boxeadores que estén en Estados Unidos. "No podremos levantar esa prohibición para dar cabida a un combate de boxeo", aseguró. Por ese motivo, el veterano promotor asegura que será difícil ver a Lomachenko o Fury en acción, ya que están en sus países de origen.

En cuanto al Fury vs Wilder III, Arum también fue claro. La intención es hacerlo en octubre, pero no a cualquier precio. Sin público lo ve inviable. "Tiene que ser con fans. La de febrero recaudó 17 millones de dólares y fue una parte significativa de los ingresos con los que se pagaron a los boxeadores. ¿Cómo lo sustituyes? No puedes. Además, cobramos 80 dólares por el PPV. ¿Pueden las personas, después de estas dificultades económicas, pagar ese dinero? Por último, hay que tener en cuenta que mucha gente compran el PPV y se juntan en casas para verlo y todos contribuyen a pagarlo", concluyó.