RUGBY

La actividad de las selecciones de rugby se suspende por el virus

La FER lo anunció este viernes. Los jugadores seguirán planes específicos en casa. Incertidumbre con la final de Copa del Rey de abril y el España-Classic All Blacks de mayo.

España-Georgia rugby 2020
EDUARDO CANDEL DIARIO AS

La actividad de las selecciones españoles de rugby se suspende por el coronavirus. Lo anunció la Federación Española este jueves en un comunicado, extendiendo al ámbito nacional las medidas adoptadas por su homóloga europea para todas las competiciones contintentales. El parón se extenderá, como mínimo, hasta el 15 de abril.

La suspensión en el marco europeo afecta a la última jornada del Seis Naciones B masculino, en la que España iba a medirse con Portugal este domingo en Madrid; al Campeonato de Europa sub-20 masculino, del 22 al 28 de marzo; al sub-18, previsto entre el 12 y 18 de abril, y al Campeonato de Europa absoluto femenino, en el que las Leonas iban a defender título del 30 de marzo al 11 de abril.

En cuanto a las Series Mundiales de seven, tras el aplazamiento a octubre de los torneos de Hong Kong y Singapur, la próxima cita femenina está agendada para el 2 y 3 de mayo en Langford, Canadá, y la masculina para el 23 y 24 del mismo mes en Londres. De momento se mantienen las fechas.

Esto no significa que los integrantes de los equipos nacionales vayan a cesar en su actividad deportiva. Con vistas "a preservar la salud" de todos sus atletas, la FER anuncia en el comunicado que estos seguirán "planes de entrenamiento" en sus respectivos lugares de residencia. El objetivo, obviamente, es "mantener la forma" de cara a una futura reanudación de las competiciones.

Por otro lado, la federación ya anunció este jueves la suspensión de las dos próximas jornadas de los torneos domésticos como la Liga Iberdrola femenina, División de Honor sub-23, División de Honor B y los play-offs de la División de Honor B femenina. Además peligran la final de Copa del Rey prevista para el 26 de abril en Zamora y, en menor medida, el España-Classic All Blacks del 29 de mayo en el Wanda Metropolitano. El primer encuentro no sería de difícil encaje cuando vuelva la normalidad, pero el segundo iba a ser el partido del año en el rugby español y se esperaba una gran afluencia, con miles de entradas ya vendidas. Ahora está todo en el aire.