SNOWBOARD | COPA DEL MUNDO

Lucas Eguibar se impone a lo grande en Sierra Nevada

El donostiarra logró su cuarto triunfo en Copa del Mundo. En la final, reservada a los cuatro mejores, se impuso con claridad y pudo celebrar su éxito.

Lucas Eguibar se impone a lo grande en Sierra Nevada
@websierranevada

Lucas Eguibar es donostiarra, pero Sierra Nevada tiene un lugar especial para el rider. Allí fue doble plata mundial en 2017 (individual y por equipos) y en la estación granadina ganó este sábado una prueba de la Copa del Mundo de snowboardcross, la cuarta victoria parcial de su carrera, “la más especial”, como confesó el vasco.

La victoria de Luki fue sin contemplaciones, en una cita cuya clasificación se pasó de viernes a sábado por el viento. Eguibar ya fue el primero en la calificación. En la Loma del Dilar, en un circuito movido y dinámico, con buenos saltos y técnicas curvas, el de San Sebastián dominó de principio a fin todo. Cada una de las eliminatorias, hasta llegar a la Big Final, en la que superó al austríaco Haemmerle en el cara a cara, el mismo con el que se ha entrenado muchas veces esta temporada por circuitos de toda Europa.

“Ha sido mi mejor victoria en la Copa del Mundo y me quité la espinita de no haber ganado el oro en los Mundiales”, relataba el donostiarra, que confesó su buen feeling con la pista: “Siempre fui muy bien, en la primera bajada ya le dije a mi equipo que me encontraba genial. En la calificación sólo buscaba sensaciones y me encontré con el mejor tiempo. Nunca miré atrás y no tuve que luchar con nadie. En eso fue sencillo”.

Eguibar se coloca así sexto en la general de la Copa del Mundo, de la que ya ganó el Globo de Cristal en 2015.

Peor suerte corrió Regino Hernández, esquiador ceutí formado en Sierra Nevada y bronce olímpico, que pasó la calificación, pero en la primera bajada de eliminatorias se cayó en la recepción de un vuelo. “Sabía que tenía que arriesgar”, decía Regino, que viene de un año complicado por una lesión.

En mujeres ganó la francesa Chloe Treshpeuch, que batió en la final a la italiana Michella Moioli, actual líder de la Copa del Mundo.