ATLETISMO

El 50 km marcha femenino se queda solo en su lucha olímpica

El Tribunal de Arbitraje Deportivo se ha declarado incompetente para decidir si la prueba debe o no estar en el programa de Tokio 2020.

El 50 km marcha femenino se queda solo en su lucha olímpica
IBRAHEEM AL OMARI REUTERS

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha informado este martes de que se declara incompetente para dictaminar sobre una petición para incluir una prueba femenina de 50 kilómetros marcha en los Juegos Olímpicos de 2020.

Un grupo de atletas formado por la portuguesa Inês Henriques, la australiana Claire Woods, las ecuatorianas Paola Pérez, Johana Ordóñez y Magaly Bonilla, la española Ainhoa Pinedo, la estadounidense Erin Taylor-Talcott y el neozelandés Quentin Rew presentaron ante el TAS un recurso contra el Comité Olímpico Internacional y World Athletics para tratar de que las mujeres puedan participar en la prueba de 50 kilómetros marcha, con clasificaciones distintas para hombres y féminas.

Sin embargo, el TAS ha emitido este martes un comunicado en el que afirma que "no tiene jurisdicción para dictaminar sobre esas apelaciones" y asegura que "los procedimientos de arbitraje han terminado".

Ahora todo queda en manos del Comité Olímpico Internacional, que tendrá que decidir si la prueba está en el programa olímpico de Tokio 2020, igual que la masculina, o no.