ATLETISMO

The Guardian: Las 'zapatillas mágicas' de maratón no se prohibirán

World Athletics se pronunciará sobre las zapatillas este viernes. Según The Guardian no se prohibirán, pero no se permitirán nuevos prototipos hasta Tokio, algo que podría afectar a las Alphafly, Kipchoge y sus retos.

The Guardian: Las 'zapatillas mágicas' de maratón no se prohibirán
CHRISTOPHER PIKE REUTERS

Se acerca el veredicto de la Federación Internacional (World Athletics) sobre las controvertidas zapatillas Nike Vaporfly, que están revolucionando el atletismo en asfalto. World Athletics ha comunicado a varios medios que la decisión sobre si serán prohibidas o no llegará a finales de enero (en principio el viernes, si no hay una posposición de última hora). Las opciones que se barajaban en torno estas zapatillas de placa de fibra de carbono eran tres: veto, regulación de estándares mínimos o permiso total (barra libre). Según revela el periodista Sean Ingle en The Guardian la decisión estaría tomada: las Vaporfly hasta ahora en el mercado (4% y Next%) no se prohibirán, pero tampoco se permitirán la presentación de nuevos prototipos hasta después de Tokio.

Hay una comisión independiente de expertos que es la que ha evaluado qué hacer con las zapatillas y la validez de las marcas hechas con ellas. Dicho grupo está compuesto por funcionarios técnicos, atletas, profesionales de la salud y la ciencia y expertos legales. "World Athletics definitivamente está de acuerdo en que debe haber una mayor claridad sobre lo que está permitido en el deporte de élite y en nuestras competiciones", contaban desde la Federación que preside Sebastian Coe, que habría tomado la determinación que publica el medio inglés. World Athletics incidiría en que "debe hacerse un estudio más en profundidad con las marcas".

Se salvarían así las Vaporfly 4% y las Next%, que son las actualmente comercializadas. Con ellas Kipchoge hizo su récord en Berlín 2018 (2h01:39 con las 4%) y Brigid Kosgei batió la plusmarca de maratón en Chicago 2019 (2h14:04 con las Next%). Dichos registros quedarán así intactos a pesar de haber sido hechos con las zapatillas que han roto el mercado de las carreras de larga distancia en asfalto y han supuesto un avance físico, y hasta casi psicológico. Algunos expertos hablan de una mejora superior al 4% o 5%. 31 de los 36 podios en grandes maratones se hicieron con este calzado.

Dicha decisión podría afectar negativamente a las Alphafly, aún no comercializadas, aunque tampoco queda claro si se les considerará nuevo prototipo o no. Se supone que aún no están aprobadas. Son las zapatillas que calzó Kipchoge en su reto de Viena en el que hizo 1h59:40 y que son un enigma del que sólo se conocen y filtran datos por redes sociales (Lagat las ha exhibido recientemente). Su drop (diferencia de altura entre puntera y talón) parece exagerado y tiene tres placas de fibra carbono, además de una gran suela con espuma ZoomX.

También queda la duda de ver qué sucede con las zapatillas de pista (de clavos) que ya lucieron algunos atletas de la marca en los Mundiales de Doha y que tenían tecnologías similares a las de la Vaporfly.

La actual norma 143.2 de World Athletics reza: "Unas zapatillas no deben estar construidas de modo que proporcionen a un atleta una ayuda o una ventaja injusta. Cualquier tipo de calzado debe estar razonablemente al alcance de todos en vista del espíritu de universalidad". Si se cumple o no con esta supuesta decisión es un buen objeto de debate. Expertos como Yanis Pitsiladis llaman a las Vaporfly directamente "dopaje tecnológico". Otras marcas como Adidas, Hoka y Saucony ya han lanzado sus propias zapatillas con fibra de carbono. ¿Fórmula 1? No, atletismo.

Sí aclararía World Athletics que a partir de ahora el proceso de homologación de unas zapatillas pasará a ser más estricto, aunque según Ingle el comunicado de World Athletics no incluirá prohibiciones concretas sobre espumas y placas de fibra de carbono.

World Athletics ha hecho unas declaraciones previas en las que aseguran que no habrá limitaciones para el atletismo, ni tan siquiera con las Alphafly. "No es nuestro trabajo determinar el mercado de zapatillas para todo el mundo. Si la gente quiere correr una maratón con Vaporfly o cualquier otro calzado, no es nuestro trabajo impedirlo. Pero si persigues un registro certificado, entonces estás clasificado como élite y tienes que cumplir con las reglas", avisan. El viernes, sin filtraciones y de manera directa, se espera el comunicado definitivo.