ATLETISMO

Adidas reabre la batalla con las Vaporfly tras el récord de 10k

El keniano Rhonex Kipruto hizo en Valencia la plusmarca mundial de 10k (26:24), con unas Adizero Takumi Sen 5, sin placa de fibra de carbono y de la marca alemana.

Adidas reabre la batalla con las Vaporfly tras el récord de 10k
10K Valencia EFE

En plena fiebre de las zapatillas Nike Vaporfly Next%, en los 10 kilómetros de Valencia saltó el contraataque de Adidas para comenzar este 2020. El keniano Rhonex Kipruto batió el récord del mundo de la distancia con 26:24 y lo hizo calzado de unas Adizero Takumi Sen 5, sin la codiciada placa de fibra de carbono y con la espuma Boost, la gran apuesta de la marca alemana para tener “un retorno de energía sin fin y con un ajuste al pie como un guante”, según anuncia en su página web (tienen un precio en el mercado de 159 euros y diseñadas por el japonés Omori).

La gesta del talentoso Kipruto, uno de los grandes valores de futuro, reabre el debate que estaba dominado por el modelo de Nike. Por ejemplo, de las seis majors de 2019, entre hombres y mujeres, diez de los ganadores llevaban las Vaporfly Next% o las 4%, los modelos de fibra de carbono de Nike. Dos vencedoras, Worknesh Degefa, en Boston, y Joicyline Jepkosgei, en Nueva York, portaron Adidas. Las de Jepkosgei fueron el mismo modelo (las Takumi Sen 5) que utilizó Rhonex Kipruto en la ciudad del Turia, cuyo benévolo circuito y su buen tiempo también ayudó a la plusmarca. La vencedora femenina, Sheila Chepkurui, también portaba Adidas.

La Adizero Takumi Sen 5.

Es curioso, que la marca alemana ya ha dejado ver su modelo con placa de fibra de carbono, que usó, por ejemplo, el keniano Amos Kipruto en los Mundiales de Doha (bronce). Sin embargo, el plusmarquista de 10k no las utilizó (tampoco las Takumi Sen 6, que ya están en el mercado). Otras marcas ya se han lanzado también a meter la ‘placa mágica’ para contraatacar en el mercado a Nike, que ya ha dejado ver un modelo más avanzado en el reto de Kipchoge, en el que hizo 1h59:40 en maratón en Viena en una prueba fuera de competición y no oficial.

La Federación Internacional (World Athletics) ha creado una comisión para analizar la deriva de las zapatillas y los beneficios reales que pueden obtener en función de si cumplen con la norma 143.2, que reza: “Unas zapatillas no deben estar construidas de modo que proporcionen a un atleta una ayuda o una ventaja injusta. Cualquier tipo de calzado debe estar razonablemente al alcance de todos en vista del espíritu de universalidad”. El debate sigue abierto…