SALTOS ESQUÍ | CUATRO TRAMPOLINES

Kubacki es el nuevo Águila Dorada del Cuatro Trampolines

El polaco (29 años) logró el mayor éxito de su carrera tras el bronce olímpico de 2018. Marius Lindvik y Karl Geiger completaron el podio.

Kubacki es el nuevo Águila Dorada del Cuatro Trampolines
Alexander Hassenstein Bongarts/Getty Images

Dawid Kubacki (29 años) voló este lunes en Bischofshofen (Austria) hasta convertirse en el nuevo 'Águila Dorada' del Cuatro Trampolines. El triunfo le sirvió para conquistar su primera clasificación general de esta legendaria prueba por delante del noruego Marius Lindvik y el alemán Karl Geiger, que completaron el podio como segundo y tercero respectivamente. Quien quedó fuera del cajón fue Rioyu Kobayashi (4º en la general), el 'kamikaze' volador que defendía el título ganado en 2019.

Domen Prevc abrió la veda con un salto de 140 metros, el primero en alcanzar dicha distancia. Por su parte, Kubacki, que llegaba como líder de la general a esta última cita del torneo, no quiso sorpresas y dejó claras sus intenciones desde el primer momento sobre los otros hombres que partían con posibilidades matemáticas de ganar el título: Lindvik, Karl Geiger y Kobayashi. El polaco dejó su listón en lo más alto al término de la primera ronda con un vuelo de 143 metros sobre el trampolín Paul-Ausserleitner, cuyo punto de cálculo se situó en los 125 m.

General final del Cuatro Trampolines.

Esa renta de tres metros sobre Geiger (140 m) y cuatro por encima de Lindvik (139 m), sus más inmediatos perseguidores, le permitió afrontar con mayor tranquilidad la ronda definitiva ante los 30 saltadores que pasaron el corte, entre ellos, un Kobayashi que sólo pudo ser 11º en la primera manga (135 m). Las condiciones del viento cambiaron ligeramente en la segunda manga y sólo Kubacki fue capaz de volar por encima de los 140 metros, mientras que sus rivales no pudieron acercarse a sus registros previos. Así las cosas, el polaco consigue uno de los mayores éxitos de su carrera deportiva tras el bronce logrado en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang en 2018. Esta vez, su vuelo se tiñó de oro.