SALTOS ESQUÍ | CUATRO TRAMPOLINES

Cuatro saltadores aspiran al águila dorada en la última cita

El Paul-Ausserleitner de Bischofshofen -de 142 metros y un punto de cálculo de 125- coronará, el Día de Reyes, al nuevo ganador del Cuatro Trampolines.

Cuatro saltadores aspiran al águila dorada en la última cita
Grzegorz Momot EFE

El polaco David Kubacki afronta como líder la cuarta y última prueba del Cuatro Trampolines, el prestigioso torneo de saltos de esquí nórdico, que se decidirá este lunes en la localidad austriaca de Bischofshofen, en el final más emocionante de los últimos años: tres saltadores optan suceder al japonés Ryoyu Kobayashi -aún con opciones de revalidar el triunfo del año pasado- en el historial de la competición.

Kobayashi, de 23 años, líder de la Copa del Mundo -para la que también puntúan las pruebas del 'Vierschanzentournee'- y que la pasada temporada se convirtió en el segundo japonés, después de Kazuyoshi Funaki (21 años antes), en ganar el prestigioso torneo y en el tercero -tras el alemán Sven Hannawald (2002) y el polaco Kamil Stoch (2018)- en hacerlo con pleno de triunfos en las cuatro rampas, arrancó con buen pie su defensa del título, ganando en Oberstdorf (Alemania), el pasado 29 de diciembre.

El nipón fue cuarto en la tradicional prueba de Año Nuevo en Garmisch-Partenkirchen, asimismo en Alemania, donde sorprendió el noruego Marius Lindvik, de 21 años, que ese día logró su primer éxito en la Copa del Mundo, en una jornada tras la cuál Kobayashi mantuvo el liderato de la sexagésimo octava edición del certamen navideño.

Lindvik mantuvo la racha y volvió a ganar el sábado en el trampolín olímpico del Bergisel, en Innsbruck, donde Kobayashi sufrió un 'descalabro' al acabar decimocuarto y 'resbaló' al cuarto puesto del Cuatro Trampolines, que pasó a comandar Kubacki, de 29 años, bronce por equipos en los Juegos Olímpicos de PyeongChang (Corea del Sur), en 2018; y oro en el trampolín normal de los Mundiales de Seefeld (Austria) el año pasado.

El polaco ha sido el más regular, al añadir al segundo logrado en la capital del Tirol los dos terceros puestos de Oberstdorf y Garmisch; y ahora comanda la clasificación del torneo con 830,7 puntos y una ventaja de 9,1 sobre Lindvik, que podría convertirse en la gran sorpresa de la actual edición.

El alemán Karl Geiger, nacido hace 26 años en Oberstdorf, fue segundo en 'su' casa y repitió ese puesto en la estación de Baviera que albergó los Juegos Olímpicos de 1936; y, tras acabar octavo en Innsbruck, es tercero en el 'Vierschanzentournee', a 13,3 puntos de Kubacki y con cuatro décimas sobre Kobayashi. Que afrontará la decisiva prueba de la LXVIII edición desde el cuarto puesto del torneo, con opciones aún de capturar de nuevo la estatuilla del águila dorada.

El Paul-Ausserleitner de Bischofshofen -de 142 metros y un punto de cálculo de 125- coronará, el Día de Reyes, al nuevo ganador del Cuatro Trampolines; después de que durante la tarde de este domingo se disputase en esa rampa la calificación, que dominó, ante su afición, Stefan Kraft. El austriaco saltó 134 metros y medio, valorados en 150,8 puntos, una décima más que el japonés Daiki Ito (138 metros) y con tres décimas sobre el polaco Kamil Stoch (136 metros), que perdió toda opción al triunfo final en la primera prueba del torneo.

Ninguno de los cuatro candidatos al triunfo final quiso mostrar sus cartas. El líder, Kubacki, fue decimotercero, tres puestos por delante de Geiger; mientras que Lindvik acabó noveno la calificación, en la que Kobayashi fue el mejor del cuarteto de aspirantes, al concluir sexto.