España

CET

Japón

BALONMANO | MUNDIAL

El Preolímpico para España pasa por derrotar a Japón

Las Guerreras persiguen las semifinales ante la anfitriona. Deben ganar y que Rusia haga lo propio ante Montenegro para asegurar la plaza.

España balonmano femenino 2019
HIROSHI YAMAMURA EFE

Es probable que todo lo importante del Grupo II de la segunda fase del Mundial de Japón se decida este martes. Y para España ese todo pasa por ganar a Japón (10:00, Teledeporte), la primera final auténtica en este campeonato. Hasta ahora siempre han ganando las españolas, con un balance de 5-0, pero ahora es diferente: es el equipo anfitrión, y clasificado para los Juegos. Es decir, ante un rival que no se juega nada, España se lo juega todo.

En condiciones normales y lógicas, si las Guerreras vencen hoy se aseguran uno de los tres primeros puestos y plaza en el Preolímpico (si Rusia gana a Montenegro), e incluso el segundo que daría pase a semifinales si además Suecia no gana a Rumanía. Pero este Japón lleva casi quince meses trabajando de cara a los Juegos, con la cita actual de primer test: se ha entrenado en Dinamarca y Eslovenia con equipos locales, y ha jugado contra selecciones de nivel. Se podría decir que la selección es un equipo de club, y sólo dos jugadoras actúan fuera de su país: la portera Kametani (en Francia), y la extremo Fuyita (Alemania).

“No va a ser un partido fácil. Japón le ha puesto las cosas muy complicadas a todos sus rivales. Es un equipo muy rápido. Sabemos lo que se decide en este partido”, dice Carlos Viver.

La ventaja española es que al fin se encuentra con un equipo con un físico menor, más bajo y con menos kilos. Su estatura media es 1,67 cm., seis menos que las españolas. Y su estrella, la portera Kametami, se queda en un 31% de paradas. Pero esa vulgaridad le da valor al grupo. La pivote española, Ainhoa Hernández, una de las destacadas de las Guerreras en el Mundial, tiene claro “que será un encuentro de máxima velocidad, de transiciones rapidísimas, en las que intentarán ataques eléctricos”.

La necesidad es sumar los dos puntos. Y luego, por lo que pueda suceder en la lucha por la segunda plaza, por el mayor número de goles, para evitar que Suecia tenga opción a la segunda plaza en un hipotético empate a puntos. Pero eso será mañana, ante la Rusia más española de siempre.