UFC

Rozenstruik da un paso al frente

Jairzinho Rozenstruik se presenta al estelar del UFC Washington tras tres triunfos por KO en la compañía. Aceptó a Alistair Overeem con un mes de antelación.

0
Previa del UFC Washington: Oveerem vs Rozenstruik.
Getty Images

La UFC visita Washington este sábado. Se trata del primer show tras dos semanas de parón por las fiestas de Acción de Gracias. Después vendrá el último gran show del año (14 de diciembre, UFC 245 con tres títulos en juego). Para abrir boca entre los fanáticos han decidido poner a dos pesos pesados frente a frente en el estelar. Los grandes pesos siempre son sinónimo de emoción. Alistair Overeem fue el elegido por la compañía e iba a enfrentarse con Walt Harris. El número 6 y 8 del ranking de la división chocaban por un triunfo que les dejaría a medio camino del título, pero Harris tuvo que hacerse a un lado por motivos personales. Había un problema, pero Jairzinho Rozenstruik decidió dar un paso al frente.

Puede ser un desconocido para el gran público, pero el de Suriname a sus 31 años, es uno de los luchadores que más está subiendo en la compañía. Es invicto en nueve combates y los tres últimos han sido en UFC. Todos sus triunfos, salvo uno, han llegado por KO y en su nueva etapa ha maravillado. Dos asaltos tardó en finalizar a Junior Albini, uno a Allen Crowder y solo 29 segundos a Andrei Arlovski. Ese triunfo le permitió ranquearse (es el número 12) y le abrió las puertas de una gran pelea. Ese brillante KO fue el 2 de noviembre (en el UFC 244) y el 5 fue anunciado como reemplazo de Harris. Es valiente y no lo dudó.

La victoria contra Arlovski le ha ratificado, pero ante Overeem vuelve a examinarse. El inglés, de 39 años, es uno de los pesados con más experiencia en la compañía. Se presenta con una buena racha. Dos triunfos consecutivos (antes había encadenado dos derrotas) y sabe que si quiere volver a optar al título en el futuro debe ganar y frenar a uno de los que más fuerte están subiendo. Su experiencia será clave para saber frenar la pegada de Rozenstruik, quien podría sufrir si el pleito se va a los agarres o se alarga. Las apuestas tienen por delante a Overeem, aunque por un mínimo margen. Dos pesados en buena dinámica chocan. La emoción invade Washington.