BOXEO

Wilder espera cerrar capítulos

Deontay Wilder se sube al ring este sábado. Su intención es eliminar dudas de sus combates más ajustados. La primera parada, Luis Ortiz en Las Vegas.

Declaraciones de Deontay Wilder antes de su revancha con Luis Ortiz.
Premier Boxing

Deontay Wilder (41-0-1, 40 KO) está casi inédito en 2019. Solo ha boxeado una vez, y despachó a su rival (Dominic Breazeale) en dos minutos y 17 segundos. Desde mayo no se sube al ring. Ha sido una temporada de esperas y dudas. Finalmente, el 'Bombardero de Bronce' ha decidido tomar el camino de las revanchas. Ya lo había hecho en 2017, cuando antes de mirar a grandes nombres quiso volverse a enfrentar con Stiverne, único hombre hasta ese momento, que le ha aguantado 12 asaltos. Después llegó Ortiz, al que noqueó, pero sufrió mucho y Fury, contra el que hizo combate nulo. Dos resultados que alimentaron a sus haters, quienes siempre han estado presentes. Por ello, con la idea de despejar dudas, Wilder se ha reprogramado a ambos

Con Luis Ortiz (31-1, 26 KO) se ha citado este sábado en Las Vegas. Él campeón WBC del peso pesado hace su décima defensa titular y tienes claro que todo será diferente a 2018. "Quiero vencer a Ortiz de manera mucho más dramática. Cuando peleamos por primera vez tuve gripe, pude haber rechazado la pelea, pero quería demostrar que podía hacer cosas que otros no son capaces de hacer", reveló en la previa. El estadounidense siempre muestra una gran confianza, pero también se ha mostrado crítico con su primer pleito. "Creo que no lancé los jabs suficientes. Mis pies no estuvieron todo lo bien posicionados que debían. Los movimientos que se hacen con un zurdo son diferentes", añadió.

Consciente de que será difícil, Wilder espera ganar con mayor facilidad. Después de Ortiz, en su imaginario está Tyson Fury (en principio han acordado enfrentarse el 22 de febrero). Después tendrá que volver a mirar al futuro... pero también ha deslizado su intención. Espera disputar diez combates más y ganarlos todos por KO, para superar así el récord de Floyd Mayweather (50-0). Su objetivo es ser recordado como una leyenda. "Cuando la gente piensa en boxeo, quiero que piensen en mi y cuando me vaya me echarán de menos. Nadie noqueará como lo hacía Deontay Wilder". El Bombardero de Bronce está de vuelta.