JUEGOS OLÍMPICOS

Los olímpicos de 1984 reciben un homenaje 35 años después

En 1984 se celebraron los Juegos Olímpicos de Sarajevo (invierno) y de Los Ángeles. Gran parte de los españoles presentes fueron homenajeados en el COE.

Los olímpicos de 1984 reciben un homenaje 35 años después
Jesús Álvarez Orihuela

En el año 1984 se disputaron dos Juegos Olímpicos. Los de invierno, celebrados en la localidad bosnia de Sarajevo, y los de verano, en Los Ángeles. En los primeros, España estuvo representada por trece deportistas y el mejor resultado fue el de la abanderada, Blanca Fernández Ochoa, que fue sexta en el eslalon gigante, el único diploma español en la cita. La madrileña, fallecida el pasado mes de septiembre, se llevó una de las grandes ovaciones en un repleto salón de actos del Comité Olímpico Español. El acto fue presentado por José Luis Abajo "Pirri", bronce en esgrima en Pekín 2008, y Eli Pinedo, también bronce, en Londres 2012, con las Guerreras de balonmano.

El COE, abarrotado para el homenaje a los olímpicos de 1984

En Los Ángeles, España, que estuvo representada por 183 atletas, obtuvo cinco metales: el oro en Vela 470 de Roberto Molina y Luis Doreste, que no pudieron estar presentes en la gala, las platas en remo de Fernando Climent y Luis María Lasúrtegui y del equipo masculino de baloncesto y los bronces de Enrique Míguez y Narciso Suárez en piragüismo y de José Manuel Abascal en 1.500 metros (tampoco pudo acudir a la cita). "Junto a las cinco medallas, se lograron 22 diplomas y, lo que es más importante, el 51% de los deportistas españoles fueron finalistas en sus pruebas. Fue un logro inmenso", dijo Alejandro Blanco, presidente del COE.

Otro de los momentos emotivos fue cuando parte de la Selección de baloncesto, que marcó un hito con aquella época con su logro, subió al escenario a recoger su diploma, con figuras como Fernando Romay, Epi y Juanma Iturriaga, entre otros. Uno de sus compañeros, José Luis Llorente, fue el encargado de hablar en nombre de los olímpicos de verano. "No hay nada parecido en la vida a una Villa Olímpica. Eramos jóvenes, fuertes, plenos de vitalidad... fueron grandes tiempos, con algunas cosas que no saldrán de allí", añadió entre risas. "Esperemos que no pasen otros 35 años para volver a vernos todos", añadió. Los presentes pidieron a Antonio Martín que subiera también con ellos a por el diploma en memoria de su hermano, Fernando.

POLIDEPORTIVO 19/20Alejandro Blanco entrega su diploma a Fernando Romay

Otro de los que estuvo presente en la cita norteamericana fue Miguel Indurain, por entonces un joven prometedor de 20 años. En aquellos tiempos, únicamente acudían corredores amaterus a los Juegos: "Era una novedad. Fue muy primer viaje en grupo. No se organizó muy bien, ya que llegamos el día antes del desfile, competíamos pronto y nos costó adaptarnos al horario... pero el ambiente era estupendo en la Villa Olímpica, diferente a lo que estamos acostumbrados. A nosotros nos llevaron al circuito de Laguna Seca a correr, ya que no había mucha tradición ciclista. El resultado no fue muy bueno, pero lo pasamos muy bien", dijo el ganador de cinco Tours de Francia a AS.

Alejandro Blanco, Miguel Indurain y López Cerrón (RFEC)

Alejandro Blanco clausuró el acto. "En Los Ángeles se cambió la historia de unos Juegos, la forma de organizarlos y subvencionarlos. Nos enseñasteis que ganar no significa ir delante del contrario, sino ir delante de uno mismo para sacar lo máximo que uno puede conseguir. Erais, sois y seréis importantes por vuestros triunfos y el camino que marcaron". Una atronadora ovación y un "viva por los presentes en los Juegos de 1984" de despedida para un bonito reencuentro de una parte importante de la historia olímpica española.