BOXEO

Katie Taylor, ante el reto de ampliar su reino en Manchester

La inglesa, campeona unificada del ligero, sube de peso y se enfrenta este sábado en el Manchester Arena a Christina Linardatou por el WBO del superligero.

Previa del Katie Taylor vs Christina Linardatou: Mundial WBO del peso superligero.
Reuters

“La gente no ha visto todavía lo mejor de mí”, así de segura se muestra Katie Taylor (14-0, 6 KO) antes de subirse al ring este sábado en el Manchester Arena (velada que tendrá en el respaldo el Crolla vs Urquiaga y que en España se verá en DAZN desde las 20:00). La irlandesa, de 33 años, se presenta al combate como campeona de unificada (posee los cuatro cinturones principales: WBC, WBA, IBF y WBO) del peso ligero, pero no será ese trono el que exponga, y es que la que fuese abanderada de su país en Londres 2012 (ganó el oro olímpico en esa cita) intenta ampliar su legado y peleará en una categoría superior. De lograr el triunfo sería la tercera irlandesa, tras Steve Collins y Carl Frampton, que reina en dos categorías. El peso de la historia está sobre ella.

El reto es claro, pero está tranquila y disfrutando: “Estoy viviendo la vida que soñé”, aseguró en la previa. Para lograr su objetivo, Taylor no lo tendrá fácil. Se enfrentará a Christina Linardatou (12-1, 6 KO) por el Mundial WBO que la griega, de origen dominicano, ostenta. La previa ha estado caliente, ya que el contrato sólo incluye clausula de revancha para la irlandesa. “Me están tratando de manera injusta”, se queja la campeona. Pese a ello, la estrella es Taylor y ha tenido que aceptar. Eso sí, las declaraciones han ido subiendo de tono y Linardatou hizo referencia al último combate de oponente. Ganó, pero “por la ley del boxeo”.

Curiosamente, Linardatou solo ha perdido contra Peerson. “Era muy inexperta. Ahora es diferente”, dijo en la previa. Pese a su confianza, las apuestas dan muy favorita a la irlandesa (su triunfo se paga a 1,03). Taylor ha demostrado velocidad, arrojo y capacidad de encajar golpes, la duda está en si podrá mantenerlo una categoría por encima. Debe boxear con cabeza, cuidándose de los golpes de la campeona y ahí tendrá la pelea. Si arriesga, sufrirá. Ocurra lo que ocurra, Taylor deberá elegir un camino para su futuro de manera rápida.

Si pierde, tiene la opción de revancha y si gana los cantos de sirena llevan a un supercombate contra Amanda Serrano (que se caracteriza por su gran fluctuación de peso). Ahí puede estar la clave para España, ya que Katie debe elegir la categoría en la que sigue. Si deja vacantes sus títulos del ligero una de las beneficiadas sería Miriam Gutiérrez, quien disputará el Mundial Interino WBA el 29 de noviembre en el Casino Gran Madrid de Torrelodones. Si el absoluto queda vacante, quizá esa pelea pierda la palabra interino. Habrá que esperar, lo primero es saber lo que sucede en Manchester el sábado. Katie Taylor persigue la historia.