BOXEO

Canelo sale de su zona de confort para ampliar su legado

Canelo Álvarez se enfrenta el sábado al mayor reto de su carrera. Intenta ser campeón en su cuarta categoría, el semipesado. Se enfrenta con el campeón WBO, Sergey Kovalev.

¿Cómo llega Canelo a su pelea con Kovalev?
Golden Boy

El ring del MGM Grand Arena de Las Vegas (Nevada, Estados Unidos) espera a Saúl 'Canelo' Álvarez (52-1-2, 35 KO) este sábado. El mexicano disputará la segunda pelea de 2019 en la que intentará agrandar su legado. Ha sido campeón mundial del superwelter, es actual campeón unificado (WBC y WBA) del peso medio y campeón Regular WBA del supermedio. Tres divisiones con trono que espera que sean cuatro el 2 de noviembre. Para ello ha querido enfrentarse a Sergey Kovalev (34-3-1, 29 KO) por el Mundial WBO del semipesado. El cambio físico desde su debut es evidente, pero subir a las 175 libras (79,37 kg) es un órdago muy grande. Justo lo que él quería.

"Antes de la pelea con Jacobs la prensa empezó a rumorear sobre ello y comenzamos a pensar en ello, pero primero estaba ese combate. Una vez lo ganamos decidimos ir por el reto. Saben que soy una persona a la que le gustan los retos", reconoció sin titubeos en una conferencia de prensa. Esa idea hizo que Canelo 'pasase' de una trilogía con Golovkin, que era lo que DAZN, que tiene sus derechos de televisión en Estados Unidos a razón de 365 millones de dólares por cinco años, quería. Pero la gran estrella del boxeo mundial es el mexicano y lo que prevaleció fue su idea. No en vano, el combate que les ha asegurado ha generado expectación. El morbo de lograr lo imposible.

Fuera de esa polémica, ya que los aficionados le reclamaban un nuevo choque con el kazajo, Canelo llega en la cima del boxeo mundial. Es el referente a cuanto la taquilla y este sábado lo volverá a demostrar. Su renuncia a pelear el 14 de septiembre 'dejó huérfana la fecha', ya que Munguía lució, pero todavía le queda camino por andar para llegar a su nivel mediático. Deportivamente, Canelo tiene mucho que ganar y poco que perder. Si sucumbe contra Kovalev se hablará de que la subida de peso habrá sido demasiado lastre, mientras que si gana hará algo histórico, ya que a diferencia de lo que ocurrido en diciembre de 2018 ante Rocky Fielding, Kovalev si es un campeón contrastado.

Las apuestas le dan favorito pese a todas las dificultades, y es que los puntos a su favor son más que los que tiene en contra. Evidentemente Krusher pesará más el día de la pelea y tiene mayor tamaño tanto de altura como de envergadura. A favor de Canelo está el descanso. Ha tenido una carrera con menos castigo y este año solo ha tenido un pleito. Por su parte, Kovalev ha tenido dos pleitos muy duros en 2019 contra Eleider Álvarez y Anthony Yarde, quien casi le noquea. Además, ese duelo ante el británico fue a finales de agosto, por lo que "no ha descansado todo lo que le gustaría", reconoció el ruso en la previa. Ahí, en la intensidad, junto con la velocidad puede estar la clave, y es que a menos peso, más velocidad. Aunque es la gran duda, ¿le pesará subir de peso? Es la grande duda. Él está confiado: "Será una pelea grandiosa y la ganaré", apuntó. El sábado tendrá la oportunidad de convertir las palabras en hechos.