GUMNASIA | MUNDIALES DE STUTTGART

Simone Biles subirá al cielo

Necesita dos medallas para ser la que más haya ganado, y este fin de semana compite en cuatro finales: en tres, con la mejor nota; y en asimétricas, la tercera

Simone Biles.
LIONEL BONAVENTURE AFP

Tiene cinco títulos mundiales individuales, más que nadie; ha ganando los últimos cuatro mundiales que ha disputado para su país, Estados Unidos; es la vigente campeona olímpica; y tiene una vida personal complicada. Con eso ya vale para elevar a Simone Biles a los altares de  la gimnasia, donde ya está por las dificultades de sus ejercicios, por la calidad de su trabajo, y por los éxitos que ha conseguido como figura mediática internacional. Pues bien, este fin de semana dará un paso más: subirá a los cielos donde está Vitaly Scherbo, el gimnasta de las 23 medallas en mundiales, el del récord, que está a punto de perder en estos Mundiales de Stuttgart.

Simone, 22 años, 1,44 metros, la sucesora de Mary Lou Retton o Kim Zmeskal, dos campeonas del mundo estadounidenses a las que ha superado de largo, tiene cuatro posibilidades para sumar dos medallas entre las competiciones del sábado y el domingo, y con eso superaría a Schebro, que tiene 23 en toda su carrera, por 22 ahora la estadounidense, 16 de oro. 

Ganar una medalla en unos mundiales es imposible para la mayoría de los gimnastas, pero Simone Biles tiene las tres mejores notas de las finalistas en suelo, salto, y barra de equilibrios; y la tercera en las asimétricas, el aparato más complicado para ella. Este sábado, a partir de las 16:00, tiene una doble opción, en el salto, donde estará la mexicana Alexia Moreno que entrena el español Alfredo Hueto,, y las asimétricas. Y el domingo, en el suelo, en el que hace la maravilla del doble moral por triple giro en la primera diagonal y donde estará Roxana Popa, representante española, y barra de equilibrios.

También hay finales masculinas, aunque ningún gimnasta monopoliza con su presencia las seis finales. De hecho, el nuevo campeón del mundo, Nikita Nagornyy, sólo participa en el suelo; en el caballo con arcos y las anillas salen otros rusos.