GIMNASIA | MUNDIALES DE STUTTGART

Los rusos completan el golpe

Tras ganar su primer mundial masculino por equipos, hoy han ganado el oro, Nagornyy, y la plata, Dalaloyan, en la final general

Nikita Nogornyy
WOLFGANG RATTAY REUTERS

La gimnasia artística masculina cambia de escritura: tras el dominio de los pictogramas chinos y japoneses regresa el cirílico ruso. El miércoles Rusia logró su primer título mundial masculino por equipos, dejando a China con la miel en los labios; hoy lo ha refrendado con el oro de Nikita Nagornyy y la plata de Artur Dalaloyan en la final general individual. Ambos se habían clasificado para la competición de los 24 mejores con las dos mejores notas, y por el mismo orden lo han reafirmado.

Nikita Nagornyy, el nuevo campeón del mundo, en Doha ya tuvo en el último momento la posibilidad de hacer campeón a su país. falló y se quedó con la plata frente al alborozo chino, Pero en Stuttgart, un año después, en la misma situación se sacó la espina: oro para su país, y refrendado este viernes con una competición espectacular que cerró en la barra fija con 14,166 puntos, quinta mejor nota del aparato, pero él sólo necesitaba un 12,50 para ser campeón. Dio la impresión que jugó con los puntos y aseguró.

Nagornyy fue el único que cumplió con regularidad en los seis aparatos. con tres notas por encima de los 15 puntos (Suelo, 15,041; salto, 15,066; y paralelas, 15,30), y tuvo las mejores notas del concurso en anillas (14,633) y salto. En total, 88,7772 puntos, más de 1,5 sobre su compañero  Dalaloyan (87,165) que se dejó el oro en el caballo con arcos (14,00) aunque pudo remontar al chino Xiao Ruoteng, que parecía el enemigo a batir por los rusos, pero que se cayó de la barra, donde arriesgó más de la cuenta para optar al oro, y acabó cuarto con 86,690.

La sorpresa llegó del ucranio Oleg Verniaiev, subcampeón olímpico, que no contaba porque entró con una nota discreta (84,299) y como el segundo hombre de su país. Mejoró más de dos puntos (86,973) y le metió presión a los rusos en la recta final gracias a sus 15,475 en paralelas, la nota más alta del campeonato hasta ahora,

Néstor Abad acabó en el puesto 22, con 80,098; es decir, perdió casi dos puntos respecto al concurso de clasificación. El campeón de España fue a menos tras una buena primera mitad, pero el suelo y el caballo con arcos, donde no llegó a los 13 puntos, lastraron su nota fina.