Competición
  • Clasificación Eurocopa
Francia
23
FIN
21
Tonga

RUGBY | MUNDIAL

Una Francia endeble pasa a cuartos con suspense

El Gallo sufrió más de la cuenta ante Tonga para sellar el billete a la siguiente fase. Su victoria certifica la eliminación de Argentina. Nueva Zelanda, 71-9 a Namibia.

La Francia anémica de los últimos tiempos volvió a aparecer ante Tonga. Ganó el XV del Gallo (23-21), sí, pero con más suspense del debido y esperado en un equipo de su pedigrí, que estará en cuartos de final sin enamorar a nadie y a costa de Argentina, ahora ya matemáticamente eliminada.

Pudieron soñar los sudaméricanos con una derrota francesa que pospusiera el desenlace del apretado grupo C a la última jornada. Porque Francia, tras abrir brecha en la primera parte por medio de Vakatawa y Raka, sus fiyianos nacionalizados, se echó a dormir tras el descanso, al que se llegó con 17-7.

Tonga se acercó a tres en el 46' por medio de Hingano y Francia sólo consiguió mantener cierto margen con dos golpes de castigo pasados por Ntamack. Así se llegó a los últimos diez minutos con un 23-14 que ni mucho menos era definitivo, tras un ensayo anulado a Francia por adelantado de Medard que habría anestesiado el tramo final.

Llegó el susto, con una patada cruzada que recogió Kapeli junto al banderín para poner a Tonga a tiro de drop o golpe de castigo y con el oval en su poder en la última posesión. Pero ningun isleño fue capaz de atrapar la almendra tras una patada profunda de López para reinicar el juego y los franceses se quedaron con un triunfo sin burbujas que, eso sí, les mete entre los ocho mejores del Mundial.

Nueva Zelanda destroza a Namibia, pero sólo en la segunda parte

La grata sorpresa del día fue el tesón mostrado por Namibia en la primera parte ante Nueva Zelanda. Hasta el ensayo de Ta'avao para los All Blacks en el 35', los africanos plantaron cara y llegaron a estar 10-9 con tres golpes de castigo pasados por Stevens. Por los vigentes campeones del mundo había anotado un primer ensayo Sevu Reece y otro Lienert-Brown.

Fue un espejismo, obviamente. Nueva Zelanda rompió el partido cuando quiso, que fue en la segunda mitad, hasta el 71-9 final. Cayeron ocho posados más. Dos de Ben Smith y uno por cabeza entre Moody, Whitelock, Jordie Barrett y Perenara, este con un ejercicio de funanbulismo del medio melé neozelandés junto a la línea lateral. Reece y Lienert-Brown, además, repitieron. A los oceánicos ya sólo le queda tumbar a Italia para certificar su liderato del grupo B, que puede granjearle un enfrentamiento cómodo en cuartos de final ya sea con Japón o Escocia, los que más papeletas tienen para acabar segundos en el A, aunque tampoco está descartada Irlanda para ese rol.