Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

HALTEROFILIA

Lydia, subcampeona del mundo: se queda a un kilo del oro

Lydia Valentín no pudo revalidar su oro en el Mundial. Fue quinta en arrancada y tercera en dos tiempos. Solo la colombiana Leidy Solis la superó.

Lydia Valentín Mundiales 2019

Lydia Valentín llegaba al Mundial de Pattaya (Tailandia) como vigente campeona mundial. La española había logrado el oro absoluto en los dos campeonatos anteriores. El triplete era el objetivo, pero la berciana había avisado que en Tailandia se lo iba a "tomar de manera diferente". Había introducido cambios en su equipo y en su preparación. El Campeonato del Mundo le servía de banco de pruebas. Además, no quiso meterse presión. "Hay que saber aflojar un poco para coger impulso de nuevo", advertía. Muchos condicionantes, pero la española se centró en su competición. Así logró 246 kilos en total olímpico, lo que le dio la segunda posición con sufrimiento hasta el final en una alocada competición. El oro se lo llevó la colombiana Leidy Solis. Lydia esta vez se conformó con la plata.

Clasificación

Puesto Halterófila Arrancada Dos tiempos Total
Leidy Solis (Colombia) 105 142 247
Lydia Valentín (España) 108 138 246
Jenny Arthur (Estados Unidos) 106 139 245
Darya Naumava (Bielorrusia) 109 135 244
Dayana Chirinos León (Venezuela) 106 136 242

La competición en arrancada fue extraña, y es que desde el grupo B (que se había disputado ocho horas antes) había dos competidoras con muchas opciones. La coreana Jieun Lee, con 111 kilos, y la mongol Ankhtsetseg Munkhjantsan, con 110, apretaban fuerte. Ellas dos se metieron de lleno en la pelea para la que estaba citada Lydia Valentín, la bielorrusa Darya Naumava y la también coreana Suhyeon Kim. La española alzó con gran facilidad 105 y 108 kilos en sus dos primeros intentos. Probó con 112 en el tercero, que le hubiese dado el oro... pero no pudo completar el movimiento y se quedó fuera del podio por primera vez en tres años. Naumava también erró su último alzado y fue cuarta (había hecho 109 en el segundo). Mientras, Kim, que había fallado el segundo, pudo con 111 en el tercero para lograr la medalla. Un podio raro en arrancada, pero es que la competición estuvo muy ajustada y eso penalizó tanto a Lydia como la bielorrusa Naumava. 

En dos tiempos el campeonato también tuvo sorpresas, aunque en esta ocasión todo se decidió en la tarima. Lydia salió a asegurar alzando 130 y 134 en sus dos primeros intentos. Sus rivales iban muy fuertes de inicio, pero Valentín no entró en ese juego. "Siempre hace su competición sin pensar en nada más", resaltaba antes del Mundial Atenery Hernández y así lo hizo la berciana. Puso 138 kilos en el tercer intento... y los levantó. No acababa de estar satisfecha Lydia por su desempeño, pero todo podía ocurrir. Quedaban seis rivales en liza y todas habían tomado un riesgo que podían pagar. Fue así. La coreana Kim, con tres nulos, vivió el mayor descalabro y Naumava se quedó con 135 tras dos errores. Así, con las dos competidoras del grupo B con malas marcas, Lydia fue la más regular en toda la competición. De seis fallaron cinco, solo cumplió la colombiana Solis, que alzó 142 kilos, dejando a Lydia sin oro por un único kilo. Constancia y regularidad son las principales cualidades de la española eso le dio un subcampeonato mundial en un día que no había empezado bien.

Lydia Valentín: "Fue un Mundial difícil"

"Estoy muy contenta con mi medalla de plata. Fue una preparación muy dura y un Campeonato del Mundo difícil en el que no llegué en mi mejor momento. Estoy muy feliz por el resultado. Quiero agradecer todo el apoyo que he recibido durante estos campeonatos”, aseguró Lydia en un vídeo distribuido a los medios desde su hotel en Pattaya.