Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

ATLETISMO

Kipchoge: "Bajar de dos horas sería como llegar a la Luna"

El plusmarquista mundial de maratón considera que la posible hazaña, para la que se está preparando, sería uno de la grandes logros de la humanidad.

Eliud Kipchoge, al finalizar una carrera.
JOHN MACDOUGALL AFP

Eliud KIpchoge, récord mundial de maratón, tiene entre ceja y ceja ser el primer hombre en bajar de las dos horas. Sería “uno de los grandes hitos de la humanidad”, según el keniata, quien también lo compara con otras gestas históricas: “Es como pisar la luna, subir al Everest por primera vez o ir a la mitad del océano”, señala.

El medallista de oro en los pasados Juegos de Río 2016 asegura “no tener dudas en absoluto de ser capaz de entrar en ese territorio desconocido” y, para ello, se está preparando en Kaptagat (Kenia), su habitual centro de entrenamiento. La fecha para el desafío será el sábado 12 de octubre, justo unos días después del Mundial de Atletismo en Doha, y tendrá lugar en la ciudad suiza de Viena. El evento ha sido nombrado como el ‘1:59 Ineos Challenge’.

Este desafío ya lo intentó una vez en el circuito de Monza, durante el año 2017. En esa ocasión, paró el reloj en 2: 00.25, pero, para este envite, asegura estar mucho mejor preparado: “Lo que ha cambiado es el entrenamiento mental. Me siento bien. Esta vez sé lo que sucederá”, apunta y señala que está corriendo sobre 220 kilómetros semanales para no fallar en esta ocasión.

Sin embargo, la posible marca histórica que bata Kipchoge no será ratificada por la IAAF, ya que para facilitar la carrera dispondrá de los hermanos Ingebrigtsen como liebres y de vehículos cortavientos. Una decisión que el keniata no comprende: “El maratón ya no es un evento individual, es de equipo. Las liebres desempeñan un papel clave en mi búsqueda”, pero la cual tampoco le importa demasiado ya que para él lo importante es el legado: “Ya tengo el récord de maratón. Mi único objetivo es dejar el mensaje a más de tres mil millones de personas de este planeta de que ningún ser humano tiene límites", subraya.