Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

ATLETISMO | EUROPEO DE NACIONES

Una España de altura

La Selección va sexta en Bydgoszcz tras un buen segundo día. Brilló Miguel Ángel Sancho con victoria en altura. También destacaron Peleteiro, Cáceres, Sánchez-Escribano...

Una España de altura
European Athletics

Una inesperadísima victoria de Miguel Ángel Sancho en salto de altura lideró a España en el segundo día del Europeo de Naciones de Bydgoszcz (Polonia), donde la Selección estuvo a un nivel altísimo, con casi todos los atletas con un punto por encima de sus posibilidades. Una España de altura, que acabó sexta al final del día, con la mención especial a Sancho, que firmó un concurso ejemplar, limpio y sin nulos, hasta el 2,26 que le dio el triunfo. Batió al británico Baker, que acredita 2,36 o al alemán Przybylko (de 2,35), actual campeón continental.

El sorprendente líder Sancho es valenciano, de 29 años, y ha vivido de cerca el infierno de las lesiones. Ahora bajo el mando del histórico Gustavo Adolfo Becker ha vuelto a su mejor nivel. “En el calentamiento sabía que todo iba a salir bien e hice un concurso limpio”, explicaba Miguel Ángel, que dio 12 puntos y ejemplo de rendir al máximo en la competición. Contagió ese espíritu ganador a la Selección. Por ejemplo, a Irene Sánchez-Escribano. Corrió en plan frontrunner los 3.000 obstáculos hasta eliminar a todas las rivales menos a la alemana Krause, que se escapó al final. Irene peleó con la británica Clarke hasta ganarle al esprint. 11 puntos de la toledana, que decía: “Sabía que la alemana era inaccesible, pero yo quería correr fuerte. Hacía algo de viento”.

Segundo fue también Eusebio Cáceres en longitud, que hizo un solo salto valido de 8,02. En las piernas del Saltamontes de Onil se nota que hay un gran vuelo, pero esta vez no salió. Sólo el griego Tentoglou, un valor seguro, le venció con 8,30. Como Eusebio, también tuvo una buena prestación Ana Peleteiro, segunda con 14,27. Se repitió la película porque le ganó una griega, Papahristou, una rival a la que conoce bien la de Ribeira. Tanto a Peleteiro como a Cáceres les pudo penalizar que en esta competición sólo se hagan cuatro intentos en concursos. Ambos dieron la sensación de tener más.

Eusebio Cáceres

Y Husillos va entrando en la temporada. Firmó 46.36 en 400 para ser tercero. 10 puntos, igual que Solange Pereira, que peleó muchísimo en 3.000 para llegar tras la sueca Ngarambe y la italiana Zenoni. La gallega acabó en 9:09.76, la mejor marca de su carrera. Entró tercero en meta Kevin López en 1.500, pero pisó por dentro de la cuerda y fue descalificado. Uno de esos percances que hacen daño a un equipo cuando todo marcha rodado. 10 puntos que se escaparon. Un palo. España apeló, pero no prosperó.

Después… muchas actuaciones muy dignas, con ese plus de motivación que parece haber nacido de esa “pasión por competir” que promueve la Federación Española. Una buena representación son los corredores de 100. Jaël Bestué, a sus 18 años, terminó cuarta con atletas de marcas mucho mejores y El Pájaro Rodríguez, a los 39, fue séptimo. Cienfuegos también cuarto… Muy buen nivel, como el de Arantza Moreno, cuarta en jabalina

Queda un domingo con bastantes balas para España. Fernando Carro, en 3.000 obstáculos, Adel Mechaal, en 3.000 lisos, y Orlando Ortega en 110 vallas, son candidatos firmísimos a los 12 puntos de ganador. Está el relevo 4x400 masculino... y sobre todo un nivel medio altísimo de toda la Selección. Si siguen así no habría problema para mantener la categoría, quizá se podría llegar más arriba. Por ahora, sextos. Una España de altura.