España

CEST

Italia

WATERPOLO

España disputa ante Italia otra final volcánica entre ellos

La lucha por el oro mundial masculino en waterpolo este sábado (11:30, Teledeporte) baja el telón de la modalidad en los Mundiales de Gwangju

La hora de la Selección masculina.

Mientras la Selección femenina celebraba en el podio la medalla de plata, después de perder ante Estados Unidos, la masculina se entrenaba en una piscina ubicada a tan sólo 20 metros. Es su turno. Y espera tener este sábado ante Italia (11:30, Teledeporte) mejor suerte que las chicas de Miki Oca, en un partido de viejas y nuevas rencillas que pondrá el final al waterpolo en el Mundial de Gwangju.

Históricamente, España e Italia han jugado dos partidos volcánicos, ambos con victoria italiana, como fueron las finales de los Juegos de Barcelona 1992 y la del Mundial de 1994 en Roma. Más recientemente, el equipo de David Martín ya venció el año pasado en las semifinales del Europeo de Barcelona. Hace tres semanas España volvió a ganar en el torneo de Portugalete.

“Será una final muy atractiva y muy igualada. Ellos son un equipo con un juego duro, y querrán la revancha. Nos parecemos bastante”, comenta David Martín, un estratega a la hora de preparar este tipo de encuentros. Sus jugadores destacan su acierto táctico en cada partido, como ocurrió ante Serbia (cuando decidió bloquear a Mandic, la estrella rival) y Croacia, con una defensa en M tan efectiva como sorprendente. “Tenemos la suerte de que el Atlètic Barceloneta tiene una idea parecida a la nuestra, y los jugadores se adaptan antes”, cuenta el seleccionador. “Nosotros trabajamos diversos movimientos, defensas y escogemos en cada partido las que utilizaremos”, comenta.

Modelo de trabajo. El proceso de Martín sigue los siguientes pasos: Analiza en vídeo a los rivales, escoge el Plan A y el Plan B, lo valora y lo habla principalmente con Dani López Pinedo y Felipe Perrone. Si ellos están inseguros o creen que el grupo no lo va a ejecutar bien, lo descarta. “El equipo tiene que estar convencido”, cuenta Martín, que se apoya en el vídeo: “La imagen de un jugador haciendo una acción es más fuerte que una explicación. Deben visualizarlo”.

Una manera de trabajar que lleva aplicando con su hermano, Chus Martín, técnico del Atlètic Barceloneta, desde 2014. “Todo surgió en aquel año, en el que estuvimos juntos en el Barceloneta. Teníamos un grupo muy difícil en la Euroliga, y empezamos a estudiar tácticamente a cada rival y a probar variantes ”, dice. La temporada acabó con el triunfo por primera vez en la historia. Un oro al que aspiran hoy, cinco años después, con un modelo táctico y de gestión que triunfa en la nueva generación exitosa del waterpolo español.