Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

BOXEO

Pacquiao, a por el más difícil todavía: Thurman a los 40

Keith Thurman expone el Supercampeonato WBA del peso welter frente al campeón Regular, Manny Pacquiao. El filipino tiene casi diez años más que su rival.

Previa del Pacquiao vs Thurman: WBA del peso welter.
USA Today Sports

Manny Pacquiao (61-7-2, 39 KO) es una leyenda del boxeo. Suceda lo que suceda en lo que le resta de carrera, que durará lo que él quiera, lo seguirá siendo. Este sábado, el filipino persigue un reto más en su carrera. Tiene 40 años, 7 meses y 3 días, es campeón mundial Regular del peso welter por la WBA (un interinato de este organismo) y busca ser monarca absoluto de ese organismo. Sobrepasada la barrera de los 40, solo Bernard Hopkins, George Foreman, Archie Moore y Vitali Klitschko han logrado ser campeones mundiales (de uno de los cuatro principales organismos). PacMan lo intentará ante Keith Thurman (29-0, 22 KO), quien tiene 9 años, 11 meses y 6 días menos. Es decir, llega en plenitud ante la leyenda. No será fácil para ninguno. 

Los números de la carrera de Manny Pacquiao.

El senador filipino ha hecho sus tres últimas peleas contra rivales de un escalón menor (Horn, contra el que perdió, Matthysse y Broner), ahora le toca volver a cruzarse con los primeros espadas. Después de esos pleitos, sobre todo los dos últimos, PacMan parece que vive una segunda juventud. Luce rápido, en distancia y vuelve a ser contundente, logrando noquear a Matthysse tras casi 10 años sin un KO. Todo eso ha servido para que llegue por delante en las apuestas (por un ligero margen), pero la igualdad de la pelea es la máxima. Thurman es más grande, por lo que tendrá a su favor el ritmo. Pacquiao debe acortar y entrar, lo que va a la perfección para el estilo del estadounidense, que se caracteriza por su defensa y unos contragolpes certeros, rápidos y potentes.

La clave de la pelea estará ahí. PacMan se caracteriza por meter presión, moverse con criterio y ejecutar. El choque de estilos está servido y la emoción no puede ser mayor. A estar alturas de su película, Pacquiao ya no se pone nervioso ante nada... aunque Thurman ha intentado desestabilizarle con sus palabras. "No me va a hacer nada con sus brazos de T-Rex", apuntó el estadounidense. El filipino sonrió y fue claro: "Hablo en el ring". La actitud de Thurman también puede ser clave. El supercampeón ha realizado una preparación minuciosa, estudiando cada detalle y se siente superior, al menos eso ha vendido, si se ve en problemas, quizá sufra... o no, 'One Time' ya ha despachado a otros grandes campeones, como Danny García, en pleitos que se fueron a la distancia y campeón desde 2013, conoce bien este tipo de pleitos. La pelea se prevé larga, igualada y una nueva fiesta del boxeo. Pacquiao no pasa de moda.