Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

Euroliga
B. Munich MUN

-

Panathinaikos PAN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

AGUAS ABIERTAS | GWANGJU 2019

La fuerza de Pujol le lleva al top ten en los 5 kilómetros

En el estreno de las aguas abiertas, el giro de boyas fue clave en un grupo de cabeza numeroso. A Raúl Santiago le penalizó esa batalla y fue el 34º.

Aguas abiertas en Gwangju.
PATRICK B. KRAEMER
Premaat Cuidamos de ti y los tuyos Social Premaat

La vertiginosa prueba de 5 kilómetros aguas abiertas con la que arrancó esta modalidad en los Mundiales de Gwangju fue una auténtica batalla. Nadie quería perder la cabeza y el grupo fue numeroso, de al menos 40 corredores, que convertían cada paso por boya en lucha contra los elementos. La fuerza y la resistencia a los golpes fueron clave para escalar posiciones, y en esa “marabunta”, como lo definió el director técnico español, Ricardo Barreda, Guillem Pujol obtuvo premio.

El nadador catalán logró colarse en el top-ten de la prueba resistiendo en las boyas y manteniéndose en la parte delantera del grupo. Un resultado esperanzador, que demuestra el buen estado de forma del equipo español, con vistas a las pruebas de 10 kilómetros que dan el pase a los Juegos de Tokio 2020. “Willy lleva un año muy bueno y ha llegado con confianza. No es un resultado tan inesperado”, comentó.

El Parque Oceánico de Yeosu acogió la primera victoria del húngaro Kristof Rasovszky, que llegó tocar el arco con diez segundos de ventaja sobre sus rivales (53.22.1). El podio lo completaron, en un atractivo sprint final, el francés Logan Fontaine (53.32.2) y el canadiense Eric Hedlin (53.32.4). Pujol llegó con ese grupo aunque no pudo disputar esa pelea por las medallas (53.35.5). Más atrás llegó Raúl Santiago, penalizado por esas terroríficas boyas que le dejaron rezagado en el último giro. Tocó en la posición 34º con un tiempo de 53.52.8.

Guillem Pujol, después de la prueba.

“La clave de todo fueron las boyas. O estabas delante y te librabas o de lo contrario la fuerza física era clave. Y eso a Willy, que lo tiene, le ha ayudado. El giro de boya era muy cerrado y en ese aspecto a Raúl le costó más”, argumentó Barreda. Las aguas abiertas proseguirán este domingo de madrugada con la disputa de los 10 kilómetros femeninos, prueba olímpica, con la participación de Paula Ruiz y María Vilas.