Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

ATLETISMO | DIAMOND LEAGUE

Fernando Carro, genial: récord de España de 3.000 obstáculos

El madrileño, de 27 años, hizo 8:05.69 en Mónaco y batió una plusmarca que databa de 2002. Ya es el mejor obstaculista español de la historia.

Fernando Carro, genial: récord de España de 3.000 obstáculos

“Estoy en el mejor momento de mi vida y no sé si voy a volver a verme así. Tengo que aprovecharlo”, decía Fernando Carro antes de la Diamond League de Mónaco. Y lo aprovechó. Este atleta madrileño, de 27 años, batió el récord de España de 3.000 metros obstáculos con 8:05.69, un marcón que le coloca con los mejores corredores del planeta y que sucede a una plusmarca que databa de 2002, cuando Luis Miguel Martín Berlanas hizo 8:07.44. 17 años después aparece Carro, del barrio de Canillejas y correr poco ortodoxo, que suple con pundonor y disciplina.

Salió Carro atrás en el grupo, sabedor de que los africanos salen a ritmos endiablados que pueden hinchar las piernas. El paso en 2:37 el 1.000 le dio la razón y en el 2.000, a 5:24 ya se acercaba a la cabeza. La sorpresa vino en la última vuelta, cuando se enganchó al grupo de los kenianos Kibiwot y Kigen, el marroquí El Bakkali y el etíope Wale. Carro estaba allí, cediendo un poco en cada obstáculo, pero recuperando terreno en el liso. Cabeceando, sufriendo, pero aguantando. Superó la última ría, con problemas y desde ese momento comenzó a cabalgar. Las cuentas salían, si hacía un último 100 veloz el récord de España era suyo. Y lo hizo. 8:05.69, el mejor momento de su vida deportiva había sido ratificado en la pista. 2:38 los últimos 1.000 metros. Fue cuarto y también será cuarto en el ranking europeo de todos los tiempos. El marroquí El Bakkali ganó la carrera con 8:04.82.

Carro había dado un gran salto de calidad en 2018, cuando se proclamó subcampeón de Europa en Berlín. “Aquello me lo tomé como si estuviera en un entrenamiento, con mis compañeros Sergio Jiménez, Adrián Ben, Pablo Valladares, Ricardo Rosado, Jesús Ramos… ellos me hacen sufrir y me alimentan como atleta”, dice el fondista, que se entrena con Arturo Martín Tagarro y se ha hecho un tatuaje de una figura de Warhammer en el que pretende incluir el nombre de todos sus amigos progresivamente. "Por el que más contento estoy de mi récord es por el entrenador, como el llama a Martín Tagarro", dice Carro, sobre el mismo 'mister' que guió a Arturo Casado al título europeo de 1.500.

Este 2019, Carro lleva una temporada muy regular, libre de lesiones y en la que ha aumentado su capacidad en las carreras de fondo, corriendo crosses, 10.000 y todo de cara a ser más resistente en los 3.000 metros obstáculos. Hizo 8:15 en Roma, sin apenas haber preparado la prueba específicamente con vallas. Pero aquello, verse con los mejores, le dio un subidón moral que le hizo crecer en los entrenamientos y ganar confianza. "Mi mánager Miguel Mostaza al acabar en Roma me dijo: '¡Vas a hacer récord de España! Pero yo no me lo creía. Al final tenía razón", explicaba a As desde Montecarlo.

“Creo que puedo hacer algo muy grande”, aseguraba antes de Mónaco. Lo hizo y se confirma como el atleta español más en forma del momento. "Creo que hice una carrera tácticamente muy buena, iba bien colocado a nivel físico, arriba, sin descomponerme. Veía que los rivales cedían y yo iba a más", relataba. Su vista mira ahora a Doha, donde se disputarán los Mundiales en septiembre.

"Mis compañeros son los que me alimentan como atleta"