Competición
  • Tour Francia
  • Europa League
  • International Champions Cup
Tour Francia
Toulouse - Bagnères de Bigorre
Corredor Tiempo
Simon Yates 04:57:53
Peio Bilbao +00:00:00
Gregor Mühlberger +00:00:00
Europa League
International Champions Cup

NATACIÓN ARTÍSTICA | GWANGJU 2019

Ona Carbonell: "No me cambiaría por una rusa"

La solista española impactará con una rutina con la voz de Mandela en el solo técnico en el que será su séptimo Mundial. Aspira a dos medallas en individual.

Ona Carbonell.
RFEN
Premaat Cuidamos de ti y los tuyos Social Premaat

¿Qué importancia le dan a poder concentrarse en este ciclo olímpico en Yamaguchi (Japón)?

Nos tratan muy bien, son hospitalarios y es básico tener un lugar en el que aclimatarte pensando en Tokio 2020. Aquí nos cuidan la alimentación, nos adaptamos a los horarios y al clima. Es un gran acierto y nos sentimos como en casa.

Y tienen además a Mayu, la seleccionadora, de anfitriona...

Ella se siente en casa. Que Mayu sea de aquí es una ventaja. Conoce el idioma, se preocupa por todo, nos ayuda y todo nos lo hace más fácil.

¿Qué objetivos se plantea en Gwangju?

Mis objetivos son los de siempre. Darlo todo, vaciarme y buscar la excelencia. Debo tener mucha fuerza mental para aguantar porque nadaré más veces que en los anteriores Mundiales. Llevo ya seis participaciones y este será mi séptima. Tengo muchas ganas y voy a por todas a nivel individual y de equipo. En cada competiciones mejoramos. Los jueces nos dan sus feedbacks y son buenos.

¿La veremos en más pruebas que el solo y el dúo?

Nadaré el solo, el dúo libre, el equipo libre y el highlight, que es una especialidad que se probó en el pasado Europeo. Es espectacular.

El equipo español.

En el solo técnico innovará con una coreografía con la voz de Nelson Mandela de fondo. ¿Qué importancia le da a esta rutina?

Es la rutina más especial que nadaré. Tiene un significado que va más allá del deporte, quiere innovar, evolucionar y hacer crecer la sincro. Quiero aportar una parte humana y social a nuestra disciplina. Mandela utilizó el deporte para unir a su país socialmente y ayudar a las personas. He utilizado su parlamento en los Laureus del año 2000 y coincido en su análisis. Me impactó el discurso. Nadar un Mundial, vaciarte a nivel técnico y físico, pero además poder dar un mensaje al mundo lo convierte en algo especial.

¿No genera a veces rechazo ser tan innovadora?

El feedback ha sido bueno. Casi todo el mundo lo ve positivo, aunque hay que entender que es trangresor, diferente, y siempre hay gente más tradicional. Es muy arriesgado porque interpretar en el agua guiándote por una voz, que además es áspera y dura, que no tiene una gran pronunciación en inglés, es complejo; pero Salvador Niebla me ha ayudado. Él me inspiró, la retocó y luego me ayudaron Virginie Dedieu y Mayu a crear la coreografía.

¿España es el país que más ha hecho porque este deporte evolucione?

España siempre ha sido clave en la innovación de la natación artística. Primero con Anna Tarrés y luego con el resto de entrenadoras. Es algo nuestro. Esta rutina es diferente y puede hacer reflexionar, ir más allá... Al ser un deporte olímpico hay unas reglas a cumplir, eso es evidente, pero puede abrir una puerta a introducir otro tipo de coreografías o músicas. Creo que el deporte es importante y el deporte crea esperanza y puede ayudar a cambiar el mundo. Y siempre es positivo lanzar este mensaje.

¿Qué rutinas innovadoras destaca en su carrera?

Somos pioneros. Hay muchos ejemplos. Desde la rutina inspirada en Salvador Dalí, hasta el combo basado en Queen, la rutina de África, la del Mar en la que nos vestimos de peces (incluso se cortaron el palo en Londres 2012), el dúo que hice con Andrea Fuentes llamado 'Tango' o incluso el Flamenco, ya que no se había nadado nunca con un zapateado. Y este año tenemos muchas rutinas innovadoras.

Si gana una medalla se convertirá en la nadadora con más preseas mundiales. ¿Cómo lo valora?

Tengo 20 medallas mundiales y me centro en darlo todo. Será duro física y mentalmente. Quiero dejarme la piel. Pocas nadadoras pueden decir que llevan siete Mundiales.

¿El séptimo Mundial será el último?

No lo sé, puede ser que sí porque tengo unos años. Pero me centro en este Mundial y luego en Tokio. Luego ya veremos.

¿Le hubiera gustado ser rusa?

No lo sé, algún día me gustaría saber qué es nadar con ellas. Todas son cracks y es bestia lo que hacen. Tengo la curiosidad. Tengo dos amigas del equipo nacional ruso que incluso a veces vienen a visitarme y se quedan en mi casa. Y, claro, les pregunto y algo me cuentan. Pero la selección española es muy buena, me encanta lo que he vivido, hemos hecho cosas grandes por este deporte y no lo cambiaría por nada del mundo, ni por ser rusa. Evidentemente tengo curiosidad, por ejemplo Mayu ha estado con China, Estados Unidos, Japón... Pero estoy orgullosa de cómo lo hacemos aquí.