SINCRONIZADA

Tres podios para cerrar un torneo “ilusionante”

El dúo libre se colgó la plata por detrás de Ucrania, mientras que el equipo libre adquirió el bronce, el misma metal que el dúo mixto técnico.

El equipo español.
EUROPA PRESS

La piscina Sant Jordi de Barcelona puso el cierre ayer a las World Series de sinco con buenas sensaciones del equipo español, que ahora vive un momento “ilusionante”. Comenzó la mañana con Ona Carbonell y Paula Ramírez en un dúo libre que levantó a la gente de sus asientos y que solo fue superado por Ucrania, que demostró seguir a otro nivel.

En equipo libre, con una coreografía que gira en torno al descubrimiento de una isla, España fue bronce tras Rusia y Ucrania. El equipo de Mayuko Fujiki causó una buena impresión entre los jueces y entre el público en general. También brilló Estados Unidos, con Andrea Fuentes como seleccionadora y con un unas coreografías innovadoras. El objetivo del equipo entrenado por la española es clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio, donde en esta ocasión competirán hasta diez selecciones, por lo que abren plazas nuevas que le dan posibilidades.

También se colgaron ese metal Pau Ribes y Emma García en el dúo mixto técnico. Rusia e Italia, por delante. La pareja rusa demostró que ya no tiene tampoco rival en esta disciplina, después de verse superados en las primeras competiciones por Italia e incluso por la Estados Unidos de Bill May.

España se despide de este campeonato con la certeza de que ha recuperado nivel y de que el objetivo en el Mundial de Gwangju será estar con Italia peleando por la quinta plaza y limando décimas a un podio que puede estar más cerca. En cinco semanas comenzará la competición en Corea.