ATLETISMO | DIAMOND LEAGUE

Amplían el foso de Estocolmo para que Echevarría no choque de nuevo

Juan Miguel Echevarría

Twitter: @iaaforg

El remodelado foso de longitud, con el cubano, y el estadounidense Norman, en 400, los atractivos de la Diamond League de Estocolmo.

En la Diamond League de Estocolmo de 2018 se produjo un salto viral. Fue el vuelo de Juan Miguel Echevarría en el foso de longitud. Allí el cubano saltó 8,83 (con +2.1 de viento) y chocó contra el tope del recinto. “Yo creo que algo me restó”, dijo en una entrevista a As el prodigioso Juan Miguel, que vuelve este jueves al Olímpico de la capital sueca cuyos operarios se han curado en salud. Han ampliado cerca de un metro el foso, para que si a Echevarría le da por volar lejos no se encuentre con un problema como el del año pasado.

Allí estará Juanmi, de 21 años y entrenado por Daniel Osorio, frente al sudafricano Luvo Manyonga, el gran rival del chico que “puede saltar lo que quiera”, según Iván Pedroso, plusmarquista cubano. Echevarría también hizo un salto en La Habana de 8,92, aunque, con +3.3, más ventoso todavía que el de Estocolmo. “El foso está ahora hecho a prueba de Juan Miguel Echevarría”, decían desde la Diamond League, que emitió un vídeo sobre cómo ha sido remodelada la arena.

Pero hay más en la Bauhaus Galan. Las alarmas deben sonar este 2019 cada vez que Michael Norman se plante en una línea de salida de 400 metros. El estadounidense corrió en abril en 43.45 en una reunión de nivel nacional. El récord del mundo de Van Niekerk está fijado en 43.03, y la amenaza de que rompa la barrera de los 42 segundos es potente. Para tomarla en serio, porque Norman, de 21 años, sólo tiene por delante en la historia Butch Reynolds, Michael Johnson y el mencionado Van Niekerk, que lucha por regresar a la élite tras su lesión de rodilla. En la carrera estará Rai Benjamin, su amigo, que apunta alto, pero en 400 vallas.

En 1.500, pasión escandinava. Los tres hermanos Ingebrigtsen (Jakob, Filip y Henrik) abren su verano en una carrera conjunta. Jakob viene de pasar unos días enfermo, pero seguro que se pondrá en juego el récord familiar y de Noruega (3:30.01 de Filip). Correrán contra la legión keniana, en la que hay otros dos hermanos de postín, los Manangoi. Elijah es el actual campeón mundial.

Y, además, habrá presencia española en los 1.500 femeninos en los que tomará parte Esther Guerrero, que persigue consolidarse en la distancia de la que ya fue finalista europea en 2018. La británica Laura Muir es la rival a batir. En 10.000 corre Chiki Pérez. Y en la pértiga femenina iba a estar Maialen Axpe, pero la compañía aérea con la que volaba no le dejó facturar las pértigas y no pudo finalmente viajar a la capital sueca.