Competición
  • Clasificación Eurocopa

BOXEO | CANELO - JACOBS

Canelo Álvarez, ante Jacobs: primer examen tras Golovkin

Canelo Álvarez: su situación antes de pelear ante Jacobs.

AFP

El mexicano se cruza este sábado contra el campeón IBF del medio, Daniel Jacobs. Unificarán tres de las cuatro coronas. Está ante una oportunidad para lucir.

El 5 de mayo México festeja la victoria de su ejército contra el francés en la Batalla de Puebla. Es una fecha importante y para los púgiles mexicanos realizar una gran pelea en esa fecha es muy importante. También lo es para Canelo Álvarez (51-1-2, 35 KO), quien tras un año sin poder pelear en se día (debido a su sanción) vuelve a ocupar ese fin de semana este sábado. Para una cita especial, tiene un pleito especial. Se cruza con el campeón IBF del peso medio, Daniel Jacobs (35-2, 29 KO). Él expondrá sus dos cinturones (WBC y WBA), con lo que el ganador tendrá tres de los cuatro título de la categoría. Otro factor muy a tener en cuenta para Canelo.

Tras hacer nulo y posteriormente ganar a Golovkin, la cotización del mexicano ha subido mucho, pese a ello sus críticos todavía son muchos y todavía no ha logrado unanimidad entre los fans. Tras firmar su contrato con DAZN (por 11 peleas en 5 años), su primer duelo fue ante Rocky Fielding. Un pleito muy desigual y que despertó muchas suspicacias. Por ello, Canelo no ha querido dejar lugar a las dudas y su siguiente fecha tiene una pelea potente. "Quiero hacer un legado muy grande", ha reiterado en la previa. El paso no puede ser mejor.

La intención de Canelo es unificar los cuatro cinturones de su división y Jacobs es una buena piedra de toque. El estadounidense perdió ante Golovkin en marzo de 2017, pero de manera muy ajustada, lo que le sitúa como el primer gran examen tras GGG para el mexicano. El púgil de Guadalajara está en un camino de no retorno. Si pierde verá como sus detractores hacen leña del árbol caído y su crecimiento (sólo ha perdido contra Mayweather, en 2013) se estanca. Mientras que si gana debe hacerlo convenciendo. Si la pelea es igualada, las mismas críticas arreciarán. Vencer no le basta, tiene que convencer y arrollar, algo que es tremendamente complicado ante un púgil que maneja tan bien las distancias y la movilidad. Jacobs es un examen, el que debe situar a Canelo como el mejor, sin discusión, del peso medio mundial.