ATLETISMO

Cherono y Degefa devuelven a África la Maratón de Boston

Cherono y Degefa devuelven a África la Maratón de Boston

Brian Fluharty

USA TODAY Sports

El keniano, con 2h 07:57 y la etíope, con 2h 23:31, se impusieron en la decana de las maratones después de las sorpresas de 2018.

Esta vez en Boston no hubo sorpresas extremas como en 2018, cuando la lluvia y el frío depararon ganadores inesperados (el japonés Kawauchi y la estadounidense Desi Linden). En 2019 regresó la normalidad y los africanos volvieron a tomar el mando de la decana de las maratones (nació en 1897). El keniano Lawrence Cherono (2h 07:57) y la etíope Worknesh Degefa (2h 23:31) fueron los vencedores en hombres y mujeres. Fueron ganadores inesperados, pero no un sorpresón.

En la carrera masculina, el tempo inicial fue normal para una carrera de este nivel (las marcas no son homologables al no cumplir los requisitos de pendiente) y se pasó la media en 1h 04:28, con un grupo de 22 corredores de entre los que ya se había descolgado el mediático nipón Kawauchi, ganador en 2018 y que reconoció que sintió presión por aquello. Sin Citizen Runner y con buena temperatura (13 grados), aunque con altos niveles de humedad, la situación se ponía para que los africanos tomarán de nuevo el control de la capital de Massachusets. El grupo cabecero se redujo en el 35 hasta quedar siete hombres: cinco kenianos (Cherono, Kipkemoi, Kandiie, Kirui y Rono), un etíope (Desisa) y Scott Fauble, el héroe estadounidense del día...

Pero no iba a ser la mañana de gloria de Fauble, porque Desisa, ganador en Nueva York y Boston, Keneth Kipkemoi y Lawrence Cherono despegaron con un ataque para marcharse sólos. Era el trío de cabeza y el que se jugaría la victoria. Atacó largo Desisa, gran finalizador y el más experimentado. Parecía que ganaría, pero a falta de poco menos de 100 metros pinchó y ganó Cherono con 2h 07:57. El nuevo triunfador en Boston tiene 30 años y una conexión con España, porque en 2015 ganó la Maratón de Sevilla, también ha triunfado en Amsterdam, Praga y Honolulu, pero esta es la joya de su colección.

Worknesh Degefa, que corría su primera maratón de categoría major, planteó una carrera contrarreloj frente al resto de africanas... y le salió bien. En el kilómetro 8 ya se había escapado del paquete principal y por la media maratón ya sacaba 2:27 al grupo de más de diez corredoras que seguía en cabeza. Hasta el kilómetro 33, la ventaja de Degefa fue 'in crescendo'. Luego le tocó aguantar el tipo...

Worknesh Degefa.

La veterana Edna Kiplagat, de 39 años, doble oro mundial y ganadora en 2017, se puso a la caza de la etíope y le recortó casi un minuto y medio en cinco kilómetros. Pero era el 40 y sólo quedaban dos a meta. Así que Degefa, de 28 años, aguantó como pudo y llegó a meta en 2h 23:31. Edna Kiplagat hizo 2h 24:13. Tercera fue la estadounidense Jordan Hasay (2h 25:20). Desi Linden, ganadora de 2018, fue quinta (2h 27:00). Esta vez no hubo sorpresas en esta carrera en la que las marcas no son homologadas por la IAAF porque tiene un desnivel de 139 metros (el máximo permitido es 42) y es lineal. Pero es la decana, la más antigua del mundo. Ganar allí es único. 

Clasificación masculina

1. Lawrence Cherono (Ken), 2h 07:57

2. Lelisa Desisa (Eti), 2h 07:59

3. Keneth Kipkemoi (Ken), 2h 08:07

Clasificación femenina 

1. Worknesh Degefa (Eti), 2h 23:31

2. Edna Kiplagat (Ken), 2h 24:13

3. Jordan Hasay (EE UU), 2h 25:20