RUGBY | SEIS NACIONES

Gales sueña con el Grand Slam y amenazan Irlanda e Inglaterra

Gales sueña con el Grand Slam y amenazan Irlanda e Inglaterra

Stu Forster

Si el Trébol evita en Cardiff el pleno del Dragón, el XV de la Rosa tendrá una oportunidad de conquistar el torneo en casa, en Twickenham.

Acostumbra el 6 Naciones a ser un torneo de calculadora. Reducido y abierto, en el que una mala tarde te condena (que se lo digan a Irlanda) y 15 minutos de inspiración te llevan a lo más alto (véase el Gales-Inglaterra reciente). La edición de 2019 tendrá un poco de todo eso. No es habitual que al 'Super Saturday', nombre que recibe la última jornada en la que se concentran todos los partidos, tres combinados nacionales opten al título. Gales, Inglaterra e Irlanda, por este orden, son los que llegan con opciones. Al igual que en 2015, con triple empate de puntos y victorias (aunque entonces no jugaban entre sí el último día ni influían los bonus). Irlanda logró la victoria entonces. Más difícil le será esta vez.

Sólo el Dragón aspira al Grand Slam. Gales, que repetirá formación, ha vencido en los cuatro partidos previos, incluido frente a Inglaterra con remontada en el Principality. Le queda hacer lo propio con Irlanda. Si firma un triunfo hará pleno y serán suyos todos los torneos puestos en liza (Grand Slam, 6 Naciones, Triple Corona...). Y quizá lo haga sin el rugby más atractivo del torneo. Con decir que fue incapaz de rascar un solo bonus ofensivo (ni siquiera ante Italia), queda claro que es en la defensa donde Gatland ha encontrado su punto fuerte. El Dragón lleva 13 partidos oficiales ganando y enfrente tendrá al que era, a priori, gran candidato al 6 Naciones. El Trébol pinchó (en una mala tarde) ante una Inglaterra que parecía llamada a arrasar en este torneo. Irlanda, que saca al que para muchos es su equipo de gala, no ha mejorado en exceso sus prestaciones desde entonces, pero tiene opciones. Debe ganar en Cardiff y que luego Inglaterra pinche en Twickenham ante una deprimida Escocia. Como aliciente, los duelos entre ambos, han sido de lo más atractivo en la última década.

Así está la última jornada

Horarios:

Italia-Francia (13:30 horas)

Gales-Irlanda (15:45 horas)

Inglaterra-Escocia (18:00 horas)

Clasificación:

1. Gales (16 puntos)

2. Inglaterra (15)

3. Irlanda (14)

4. Escocia (6)

5. Francia (6)

6. Italia (0)

La Calcutta Cup, ya atractiva de por sí con ese duelo sagrado entre Inglaterra y Escocia, puede resultar determinante en función de lo que ocurra antes en el Principality. Cuando el oval vuelve en Twickenham puede que el Dragón ya esté celebrando su Grand Slam... o que el Trébol comience a rezar todo lo que sepa para que Escocia no pierda ante el XV de la Rosa. Por propuesta ofensiva (y pese a los malos 20 minutos vividos en Cardiff), el conjunto inglés ha hecho el torneo más atractivo. Jones recupera a su bloque titular, al menos con los mimbres que tiene disponibles, mientras que en el Cardo, y tras ser una de las grandes decepciones del Torneo, Townsend recompone casi todas sus líneas en busca de un giro y de un triunfo en casa del eterno rival. Esto no pasa desde 1983, pero los caledonios no se rinden. E Irlanda, que necesita esa carambola, tampoco.

Abre la jornada el intrascendente Italia-Francia. El Trofeo Garibaldi sólo tiene un aliciente: ver si los Azzurri, que serán últimos sí o sí, son capaces de sacar los colores al Gallo como ya ocurrió dos veces en esta década. Teniendo en cuenta que Francia lejos de París ha firmado partidos horribles en Londres (debacle histórica) y Dublín (casi se queda a cero), todo puede pasar. Los Azzurri juegan de forma alegre, sabedores de sus limitaciones, y querrán cerrar la competición con una alegría ante su rival favorito. En la escuadra italiana, O'Shea apuesta por las novedades de Polledri y Zanon mientras que en el Gallo entran Falgoux, Willemse, Alldrit, Camara, Fofana y Médard. A la rocambolesca historia de Brunel al frente del combinado galo sólo le faltaría una derrota ante la que fue su selección.