Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

DOPAJE

Terreros: "El fallo del TAD mina la credibilidad de España"

Terreros: "El fallo del TAD mina la credibilidad de España"

Terreros dirige la AEPSAD desde 2017. Vivió el final de una sanción de la AMA y ahora su organismo se arriesga a otra por la invalidez del pasaporte.

Como director de la Agencia Antidopaje (AEPSAD), ¿cuál es su valoración sobre la sentencia del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que revoca la sanción de Ibai Salas por anomalías en el pasaporte biológico?

La única que puedo hacer: la Ley Orgánica de 2017 se modificó expresamente para cumplir con el Código de la AMA y algunas de sus especificaciones, como el pasaporte biológico. Se ordenó la reglamentación sobre laboratorios y control e investigación. Se estipula con mucho detalle la forma de actuar con los test y pasaportes adversos. Llegado el momento, se validan los análisis a través de los expertos internacionales independientes, y se ejecuta todo lo que dice la Ley en materia de suspensiones. La normativa es clara y está bien regulada.

Entonces, ¿por qué el TAD tumbó el procedimiento y anuló la validez del pasaporte en España?

No sé qué pasó para llegar a ese fallo. Resulta sorprendente, decepcionante, descorazonador… Llevaron a cabo una interpretación errónea. La Ley indica los pasos a seguir claramente. Choca que simultáneamente, y en base al mismo Código de la AMA, Jaime Rosón recibiera un castigo por parte de la UCI. Así parece que España se convertirá en un paraíso en el que no se juzgarán los casos del pasaporte. Agota tanta traba y nos deja muy tocados, ya que se pone otra vez en duda la credibilidad del país. El propio TAD integra nuestro sistema antidopaje. La secretaria de Estado, María José Rienda, suscribe mis palabras.

¿Cómo actuarán ahora?

Nos hemos comunicado con la Federación Española, la Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje, los tres organismos con capacidad para recurrir la decisión. Hay que llevar el proceso a la justicia ordinaria nacional o al Tribunal de Arbitraje Deportivo. Se han mostrado receptivos y conocen la importancia de la situación: la apelación debe prosperar. No sólo está en juego el pasaporte en España, sino como instrumento global del antidopaje.

La AMA avisó del incumplimiento

Punta del Este (Uruguay) acoge hasta hoy la XIX Asamblea del Consejo Americano del Deporte. Hasta allí se desplazaron María José Rienda, secretaria de Estado, y José Luis Terreros, director de la AEPSAD. Y antes de que se produjera la sentencia del TAD ya habían cerrado una reunión con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Así que ayer aprovecharon para tratar la anulación de la sanción de Ibai Salas con Olivier Niggli, su director general, y el riesgo de suspensión para España por encontrarse en incumplimiento con el Código.

Los tres organismos que pueden recurrir la resolución, Federación Española (RFEC), Unión Ciclista Internacional (UCI) y AMA, están al tanto del proceso. En palabras de Terreros, la AEPSAD va a “trabajar para proporcionar toda la documentación disponible” para “facilitar que alguna de esas tres instituciones efectúe la apelación en los juzgados ordinarios de lo contencioso o en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)”: “Se trata de la única solución para defender una herramienta básica del antidopaje como el pasaporte biológico”.

¿Esperaban verse así? ¿Consideraban que tenían todas las reglas bien atadas?

Para nada, pensábamos que refrendarían el expediente y que, al tratarse del primero, quizá hubiera que corregir algún error metodológico. Pero no que lo tiraran desde la base y que no sirva como evidencia. Para eso se adecuó la Ley Orgánica de 2017.

¿Sabe que se encuentran en incumplimiento con el Código de la AMA y que se arriesgan a otra sanción?

Sí, y no un incumplimiento cualquiera, uno bastante serio por ser el pasaporte una herramienta fundamental en la lucha contra el dopaje. A la AMA también le interesa que la cosa no quede así. Confiamos en que nos respalden. Aunque existe un peligro, moderado, de que nos suspendan. Ojalá se revoque la resolución contraria del TAD. Y si no, asumiremos nuestra responsabilidad y el castigo.