DOPAJE | PASAPORTE BIOLÓGICO

Marta y Rosón sí fueron castigados por IAAF y UCI

Marta y Rosón sí fueron castigados por IAAF y UCI

JUAN MEDINA

REUTERS

Mientras el TAD invalida en España la sanción por pasaporte biológico de Ibai Salas, para las federaciones internacionales es un arma eficaz.

Lo que sirve para sancionar fuera de España, no sirve dentro, a tenor de la resolución del Tribunal Administrativo del deporte (TAD) en el caso de Ibai Salas. Las principales federaciones internacionales (FIFA de fútbol, Atletismo, Ciclismo, Tenis, Triatlón, Natación, Esquí...) hacen sus propios controles para establecer los perfiles de pasaporte biológico desde hace años. Y en función de ellos, sancionan. Siempre con el respaldo del Tribunal de Arbitraje Deportivo, con sede en Suiza, cuando han habido reclamaciones.

Es el caso de Marta Domínguez. La Federación Internacional de Atletismo detectó entre agosto de 2009 y enero de 2013 valores anómalos en el pasaporte biológico de la que fuera campeona mundial de 3.000 obstáculos, que antes había aparecido en las operaciones Puerto y Galgo. La Federación Española de Atletismo, presidida por José María Odriozola, no la sancionó pese a la petición de sanción de cuatro años de la IAAF. Esta, junto con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), recurrió al TAS y este confirmó un castigo de tres años para la palentina. Basó su defensa en estudios que demostrarían falta de fiabilidad del pasaporte y la influencia del hipotiroidismo que padece en las oscilaciones.

La exsenadora había intentado siempre llevar el caso a los tribunales españoles, donde entendía que podía ser más favorable la resolución. Pero no prosperó. Al final, se encontró con una sentencia del Supremo muy clara: "Quien se dedica al atletismo de élite, participando en pruebas organizadas por las federaciones oficiales de atletismo, no puede pretender eximirse de pasar los análisis y controles necesarios para erradicar las prácticas de dopaje, ni impedir que los datos obtenidos en tales análisis sean objeto de tratamiento con esa misma finalidad".

El pasado viernes, la Unión Ciclista Internacional (UCI) también confirmó la suspensión de cuatro años para Jaime Rosón (26 años), que fue expulsado inmediatamente del Movistar. El zamorano registró fluctuaciones en enero de 2017 en el Caja Rural. Podría llevar su caso al TAS, pero allí se han estrellado siempre los ciclistas.