Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

BOXEO

Plant, primer campeón del año tras desarmar a Uzcátegui

Crónica del Uzcátegui vs Plant: IBF del supermedio.

Ganó por decision unánime (116-110, 116-110, 115-111) a José Uzcátegui y levantó el IBF del supermedio. Plant dominó de inicio y supo sufrir al final.

Caleb Plant es el primer rey de 2019. El púgil estadoundiense derrotó por decisión unánime (116-110, 116-110, 115-111) a José Uzcátegui, al que arrebató el Mundial IBF del supermedio en una pelea que cumplió con las previsiones y encandiló al público del Microsoft Theater de Los Ángeles (California, Estados Unidos). Plant supo anular de inicio a Uzcátegui, al que envió en dos ocasiones a la lona. Lo desarmó, pero le dio alas en la parte final y el venezolano (residente en México) le puso en aprietos en los asaltos finales. Reaccionó, pero tarde y perdió su trono.

Uzcátegui no fue Uzcátegui de salida, Plant jugó en la distancia, entró con gran rapidez, percutió y se fue esquivando los golpes del venezolano. Lo hacía con una facilidad pasmosa, el campeón no veía al aspirante y se descentró. Durante los primeros asaltos el jab de Plant entraba con facilidad en su guardia, lo que llevó al campeón al suelo en el primer asalto. Debía cambiar mucho su planteamiento, pues Plant estaba exhibiéndose. Vivía en su pierna de atrás, lanzaba el golpe y tenía su rostro tan lejos que pese a tener menor envergadura no sufría. Tampoco en los intercambios, en los que a base piernas esquivaba y contragolpeaba. Ese fue el camino, con un crochet de izquierda, con el que envió a Uzcátegui de nuevo al suelo en el cuarto acto.

El dominio era claro y el combate iba camino de ser una exhibición. Al finalizar ese round, Uzcátegui había lanzado la mitad de golpes y el porcentaje de acierto de Plant era muy alto (41%). Las esquivas y la velocidad le funcionaron al aspirante hasta el séptimo asalto, en el que comenzó a perder fuelle y el Uzcátegui emergió. Más ritmo, más manos y más castigo. Los intercambios comenzaban a aparecer con regularidad y la igualdad era máxima, pero el combate seguía una misma línea. Así, en los últimos cuatro asaltos el dominio fue para el campeón.

Uzcátegui estaba presionado, buscaba el KO y reencontró su estilo. Puso a su rival cabeza con cabeza, le quitó oxígeno y le fue castigando. Plant supo resistir y contragolpear. Se había vaciado antes. Tuvo que tirar de casta y cabeza. Lucía esquivas cuando podía y si las fuerzas fallaban trababa el combate o encajaba los golpes. Uzcátegui acabó presionándole, él moviéndose en el último asalto, en el que se vació. Había tejido una importante renta al inicio de la pelea que le daba el título. Caleb Plant, primer campeón de 2019.

Rigondeaux regresó con KO

En las peleas previas al Uzcátegui vs Plant se produjo el regreso de Guillermo Rigondeaux. El cubano había estado 400 días 'apartado' del ring tras caer ante Lomachenko. Debía demostrar que todavía tiene nivel para grandes carteles. Poco pudo hacer, ya que en el primer asalto fulminó a Giovanni Delgado. El excampeón mundial salió a meter ritmo y fue arrinconando a Delgado hasta que logró conectar un crochet de izquierda aprovechando que el mexicano no se tapó bien. Fue letal. Rigondeaux vuelve a la senda de la victoria, ahora va a por los títulos otra vez.