DOPAJE

Expira el plazo de la AMA para entrar en el laboratorio ruso

Expira el plazo de la AMA para entrar en el laboratorio ruso

SERGEI KARPUKHIN

REUTERS

Antes del día 31, la comisión de la Agencia Mundial debería acceder a los datos informáticos. Pero el día 22 se vino de vacío. Rusia podría ser suspendida otra vez.

El tiempo se acaba para Rusia, que podría quedar expuesta otra vez a una suspensión de su Agencia Antidopaje (RUSADA) si los técnicos de la Agencia Mundial (AMA) no acceden al laboratorio de Moscú antes del día 31. Esa era una condición obligatoria que el Comité Ejecutivo de la AMA impuso a la RUSADA después de rehabilitarla el 20 de septiembre tras un castigo de tres años.

El pasado día 22, la comisión de la AMA que acudió a Moscú, con el científico español José Antonio Pascual al frente, se vino con las manos vacías porque, según las autoridades rusas, sus equipos informáticos "no habían sido certificados por la ley del país". Esos ordenadores debían acceder al Sistema de Gestión de Información (LIMS, en inglés) del laboratorio, y completar el puzzle de los tramposos con la información que ya tiene la AMA y los reanálisis de muestras efectuados.

Según el 'Informe McLaren', más de 1.000 rusos de 30 deportes distintos se beneficiaron de una trama de dopaje institucionalizado entre 2011 y 2015. Se habrían tapado, pues, cientos de positivos. Y de ellos podría haber constancia en el LIMS.

El ministro de Deportes, Pavel Kolobkov, ha dicho que Rusia está "lista" para colaborar con la AMA. Pero el tiempo apremia. La rehabilitación, que permitía a Rusia volver a organizar competiciones internacionales después del escándalo de los Juegos de Sochi donde se intercambiaron frascos de orina, causó una gran polémica (el Ejecutivo de AMA la aprobó por nueve votos a favor, dos en contra y una abstención), sobre todo entre deportistas, y el gobierno de Vladimir Putin sigue jugando al gato y al ratón.