DOPAJE

Informe McLaren: "Más de 1.000 rusos de 30 deportes distintos tuvieron un dopaje sistemático"

El canadiense presentó en Londres la segunda parte de su Informe, en el que señala de nuevo al deporte ruso: "Hubo una trama institucionalizada entre 2011 y 2015".

En el Hotel Saint Pancras de Londres, un distinguido cinco estrellas de estilo victoriano y antigua estación de tren, Richard McLaren presentó la segunda parte del Informe independiente bautizado con su apellido. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) encargó al canadiense, especialista en derecho deportivo, completar el trabajo que empezó en la primera entrega del dossier. Y McLaren reconfirmó sus conclusiones iniciales: “Rusia encubrió y fomentó el dopaje de forma sistemática a una escala sin precedentes”.

En una atestada rueda de prensa, desgranó poco a poco sus hallazgos: “Los hechos descritos no varían, se basan en datos fisiológicos, no en testimonios. Son inmutables. Más de 1.000 rusos de 30 deportes distintos, incluido el fútbol, se beneficiaron de una trama de dopaje institucionalizado entre 2011 y 2015. Se manipularon genéticamente los análisis en los Juegos de Londres 2012 y Sochi 2014, también en los Mundiales de atletismo de Moscú de 2013. Más de 500 positivos se hicieron pasar por negativos. Los nombres de los implicados no se publicarán. Se ha entregado esa información a las Federaciones correspondientes". El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que reexaminará "los 254 test de atletas rusos en Sochi 2014 y todos los de Londres 2012". La IAAF, los de Daegu 2011.

Richard McLaren.

McLaren incidió en la manera en la que Rusia falseó los controles: "El Ministerio de Deportes, la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA), el laboratorio de Moscú y los servicios secretos conspiraron. La práctica de cambiar frascos de orina de dopados por otros limpios se convirtió en una rutina. Se añadió sal y Nescafé a los viales, se usaron cócteles de difícil detección y se localizaron diferentes ADN. Doce medallistas presentaron marcas dentro del tapón del ejemplar B. Dos jugadoras de hockey hielo proporcionaron ADN masculino en Sochi. Durante años, las competiciones internacionales han sido trampeadas por los rusos. Los esfuerzos de la AMA han conducido a métodos corruptos menos efectivos”. El Ministerio de Deportes negó las denuncias, pero prometió que las investigará.

La primera parte del Informe, publicada el 18 de julio, destapó que existía dopaje de Estado en Rusia y que se manipularon las muestras de Sochi 2014. El COI sancionó a los deportistas rusos a través de las Federaciones Internacionales, pero no vetó a Rusia en los Juegos de Río. Una medida que sí adoptaron la IAAF y el Comité Paralímpico. Esta semana, el COI confirmó que mantendrá “hasta nuevo aviso” las suspensiones impuestas: no organizará ni apoyará ningún evento en suelo ruso. La IAAF tampoco permitirá que los atletas rusos compitan en los Europeos de pista cubierta de 2017.

Consulta el Informe íntegro aquí.