Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

AJEDREZ

La conexión extremeña entre Carlsen y Caruana

La conexión extremeña entre Carlsen y Caruana

J.M.ROMERO

Diario AS

El campeón del mundo y el aspirante pasaron por el Club Magic de Mérida. Carlsen lo hizo con 13 años y Caruana con 16. El club fomenta este deporte en Extremadura.

El campeón del mundo noruego, Magnus Carlsen, y el aspirante, el estadounidense Fabiano Caruana, centran estos días el interés del ajedrez mundial con su duelo en Londres por el trono de este deporte. Dos jugadores, número uno y dos del ranking, que tienen una conexión especial con España y, concretamente, con Extremadura. Los dos formaron parte del Magic de Mérida, club de ajedrez que puede alardear de haber ayudado en la formación de estos dos Grandes Maestros: “Nuestro director de la Escuela, Manuel Pérez Candelario, Gran Maestro de Zafra, tiene buenos contactos. No les podemos ofrecer mucho a este tipo de jugadores, pero al ser jóvenes, sí la oportunidad de proyectarse, adquirir experiencia y puntos Elo”, explica Juan Antonio Montero, presidente del Magic.

Y así, este club que se fundó en 2001 y que se reunía en un pub antes de tener sede, vio cómo a los tres años de existencia llegaba un niño noruego de 13 años para representarles. Se trataba de Magnus Carlsen, por entonces más allá del puesto 200º del mundo: “Era un chaval introvertido, muy unido a su padre, pero del que uno se daba cuenta de que era un auténtico portento, y no sólo jugando al ajedrez. Ya tenía carácter y las cosas muy claras... y sólo tenía 13 años”.

Magnus Carlsen, con 13 años, jugando partidas simultáneas.

Estuvo una temporada, pero lo suficiente como para dejar huella: “Era curioso cómo en partidas con Grandes Maestros mucho mayores, estos le ofrecían tablas y él siempre las rechazaba. Partidas que en ocasiones acababa perdiendo y llorando por coraje”.

En el caso de Caruana, llegó más mayor, con 16 años. El estadounidense se había trasladado a España para seguir formándose. “Estuvo dos años, quizá no nos hubiésemos atrevido a decir que pelearía por el Mundial, pero desde luego era un jugador asombroso y un joven muy simpático”, afirma Montero, que junto a su club, continúa con la filosofía de atraer grandes talentos. Nombres como Sergei Karjakin (que se midió con Carlsen por el Mundial en 2016) o actualmente Mikhail Antipov, campeón mundial juvenil en 2015, también han pasado por Mérida.

Fabiano Caruana, con la camiseta del club.

La última en llegar es una joven kazaja de 14 años con nacionalidad rusa, Bisabara Assaubayeva, que está dejando impresiones parecidas a las que proyectaron aquellos grandes campeones. “Y dentro de nuestra filosofía no está sólo que jueguen para nosotros en momentos determinados, sino que vengan a Mérida, hagan exhibiciones, jueguen con la gente de aquí…”, explica Montero, que afirma que la competición y formación sólo es una parte del trabajo que realiza el club.

Porque además del club y las escuelas, lideran proyectos sociales tan llamativos como ‘Nuestro Ajedrez reinserta’, que con apoyo de la Fundación Jóvenes y Deporte de la Junta de Extremadura han introducido el ajedrez en los centros penitenciarios de Cáceres y Badajoz. También trabajan con drogodependientes, enfermos mentales, centros de mayores… En total, junto a club y escuelas, hasta 400 ajedrecistas están vinculados a este club extremeño que puede alardear de que por sus filas pasaron los dos mejores jugadores del planeta.

Clases de ajedrez en el club Magic de Merida