UFC

Apoteósico Yair Rodríguez en el UFC Denver: KO a 1" del final

El mexicano se inventó un codazo para dormir a The Korean Zombie cuando casi sonaba la campana. Fue una pelea muy ajustada y se resolvió con una genialidad.

La de Denver fue una noche de reencuentros en la UFC. La compañía lo hacía con su historia, ya que este lunes se cumplen 25 años de su primer show, que fue en esa ciudad. Por ello, la velada estuvo marcada por el recuerdo y uno de los principales guiños al pasado fue que el logotipo primigenio presidió el octágono. Fue especial. También lo era para Yair Rodríguez, protagonista de la pelea estelar de la noche. Volvía 546 días después y necesitaba sensaciones. Tras una mala racha casi se queda fuera de la compañía. Por ello, horas antes de su pelea se metió en la jaula para recrear lo que viviría tiempo más tarde, pero con todo lleno de público. Le funcionó el ritual al mexicano porque sobre ese tapiz logró hacer historia en una noche mágica: logró uno de los mejores KO's de la historia de la empresa y el más tardío. Noqueó a Jung Chan-Sung cuando sólo restaba un segundo para el final.

La pelea se movió en la tónica de la igualdad durante los cuatro primeros asaltos. Yair Rodríguez buscaba llegar con sus piernas y The Korean Zombie con sus puños. A partir del tercer asalto ambos se quitaron el miedo, en especial Rodríguez, y los mejores golpes empezaron a llegar. El mexicano comenzó a sacar su mejor repertorio con sus piernas. El público no podía quedarse quieto en su asiento. Mientras, Chan-Sung lanzaba un potentísimo jab. Cada vez que tocaba el rostro de Rodríguez le dañaba. Antes del round definitivo había tablas. Dos rounds para cada uno y todo se debía decidir en cinco minutos. El cansanció pareció afectar más a Yair Rodríguez, que encajó varias manos duras.

No le importó y siguió, aunque parecía que ambos daban por bueno la decisión en las cartulinas. The Korean Zombie había sido mejor en ese round y ambos se abrazaban y pedían al público más ambiente. Sólo quedaban 20 segundos, se midieron, lanzaron varios golpes sin llegar a conectar y se produjo la acción que cambió todo. Jung Chan-Sung se fue con todo a por Rodríguez, el que quería agarrar. Muy hábil, el mexicano tiró de cintura y puso su codo en el rostro de su oponente. The Korean Zombie cayó desplomado, sin opción ni de moverse. Estaba KO. Toco mirar las repeticiones, ¿había entrado? Sí, por un sólo segundo. Nadie en 25 años había tardado tanto en noquear hasta este sábado en Denver. Yair Rodríguez volvió de su calvario con récord y una genialidad. Vuelve a mirar alto la Pantera.

Donald Cerrone amplía su legado en la UFC

En una noche mágica de la UFC no podían faltar históricos. Se les recordó, pero otros estuvieron en acción. Destacó Donald Cerrone, quien dio una auténtica exhibición. El estadounidense sometió a Mike Perry cuando quedaban 13 segundos para finalizar le primer round. Perry intentó castigarle tirándole contra el suelo, pero él se revolvió bien y cerró un Armbar perfecto que se convertirá en uno de los movimientos del año. Esa victoria le sitúa como el luchador con más victorias en la UFC con 21 y el que más veces ha finalizado a su rival, 15.