Competición
  • Champions League

BOXEO

Menayothin es historia: tumba a Tadura y supera a Mayweather

Wanheng Menayothin derrotó a los puntos a Pedro Taduran para retener el WBC del peso mínimo y lograr el mejor récord de la historia del boxeo: 51-0.

Retuvo a por decisión unánime (118-108, 105-101 y 117-110) el Mundial WBC del peso mínimo. Con su victoria logra el mejor récord profesional de la historia: 51-0.

Las celebraciones no van con Wanheng Menayothin. El tailandés retuvo este miércoles por décima vez el Campeonato del Mundo del peso mínimo por el Consejo Mundial de Boxeo al derrotar, por decisión unánime (118-108, 105-101 y 117-110) a Pedro Taduran. Un logro, pero el que pasará a la historia será otro. Con su victoria, Menayothin se sitúa con un récord profesional de 51 victorias (18 KO) y ninguna derrota, es decir, desempata con Floyd Mayweather (50-0) como el boxeador con mejor registro. Acababa de hacer historia, pero la alegría no la exteriorizó el campeón. Había sufrido para ganar y quizá estaba pensando en eso...

Taduran salió convencido de que estaba ante su gran oportunidad y se vació. En el primer asalto, eso sí, se vio sorprendido por la rapidez del campeón y recibió varias manos claras. En el segundo apretó el acelerador e inició una guerra de guerrillas. Así se desarrollaron el segundo y tercer asalto. Taduran al frente, Menayothin boxeando hacia atrás y contragolpeando. Fue la clave del combate, al igual que la manera que tuvo el campeón de quitarse a su rival con los hombros cuando estaban cabeza con cabeza. El aspirante tenía ventaja de altura y envergadura, pero siempre quería jugar desde cerca. Debió probar más de lejos cuando estaba fresco.

En el cuarto asalto el ritmo bajó y Menayothin estaba más cómodo. Taduran se dio cuenta de su error y volvió a apretar. Así aguantó hasta el octavo asalto. Ritmo frenético, cruces constantes… pero siempre llegaba mejor el campeón. No se rendía el aspirante, la pelea estaba igualada y podía caer de cualquier lado, pero en ese round empezó a clarear. Se le escapó una mano abajo a Taduran, el árbitro la castigó con un punto menos para el aspirante. La ecuación la repitió en el undécimo asalto. Le mató, porque en esos rounds, Taduran notaba el cansancio y con menos ritmo buscaba voleas que eran muy previsibles. De hecho, sólo conectó una buena, en el noveno asalto. Hizo sufrir al campeón, quien resistió y recuperó bien.

Con el último asalto por delante, Menayothin salió convencido. Esperó el primer error de Tadura, le castigó con una rápida combinación. Lo repitió en la siguiente secuencia y se dedicó a agarrarse y moverse. Tenía la pelea en su mano. Tadura intentaba el milagro, merecía más, pero no llegó. Cayó a los puntos, Menayothin estuvo mejor contragolpeando y percutiendo, pero la ayuda excesiva del árbitro le deslució… lo mismo que su nula celebración. Alzó los brazos cuando se los levantó el árbitro y su manager. Después cumplió con el carrusel de fotos con carteles de patrocinadores que debía sacarse y se bajó del ring. Apático, sí, pero con la historia en su mochila. Wanheng Menayothin ya tiene el mejor récord de la historia del boxeo en solitario.

0 Comentarios

Normas Mostrar