VELA | 37ª COPA DEL REY MAPFRE

El Cañadío Alufasa fue el único equipo femenino en Palma

De 1.370 regatistas que se dieron cita en la 37ª Copa del Rey MAPFRE solo había 94 mujeres. Natalia Díaz Rodríguez formó parte del Aifos 500 de Felipe VI.

Palma de Mallorca
0
El Cañadío Alufasa.
© María Muiña / 37 Copa del R © María Muiña / 37 Copa del R

La vela de crucero es uno de los pocos deportes, si no el único, en la que compiten hombres y mujeres sin etiquetas de género. Y la Copa del Rey MAPFRE no es una excepción, pero hay una diferencia abismal de participación. De los 1370 regatistas inscritos en la 37ª edición, tan sólo 94 fueron mujeres. Y únicamente un barco tuvo toda la tripulación femenina: el ‘Cañadío Alufasa’, que compitió por tercer año consecutivo en la bahía de Palma. Julia Casanueva es su patrona y el equipo lo completaron Isabel Seco, Eva González, Cristina Valli, Laura Homar y Gabriela Cruz. Buscan hacerse un sitio en la clase Herbalife Nutrition J-80 (fueron undécimas en la Copa) y están tratando de explotar un proyecto que busca fomentar la vela femenina.

Pese a que el mar no hace distinciones, es cierto que parten en desventaja con algunos hombres porque “hace falta, además, de compenetración e iniciativa, fuerza. Y ahí se nota un poco la diferencia con algunos otros barcos”, explica Valli. Las mujeres siempre han tenido su sitio en la vela, pero “esperamos que en un futuro no muy lejano haya paridad”, finalizó González.

Y dentro del grupo de 94 mujeres que estuvieron en la Copa del Rey MAPFRE, Natalia Díaz Rodríguez formó parte del ‘Aifos 500’ del rey Felipe VI. Es sargento primera y capitana y cumplió su tercer año de proa. Ya suma 12 ediciones.