Histórico: Kolisi, primer negro en capitanear a los Springboks

RUGBY

Histórico: Kolisi, primer negro en capitanear a los Springboks

Siya Kolisi

CHRISTIAAN KOTZE

AFP

El tercera línea de los Stormers será el primer jugador negro en liderar a Sudáfrica durante un partido oficial en sus 127 años de historia.

Siya Kolisi hará historia el próximo 9 de junio: el tercera línea de los Stormers se convertirá en el primer jugador de raza negra en capitanear a la selección sudafricana de rugby, los Springboks, en un partido oficial. De hecho, si nada lo impide, lo hará en una serie de tres ante Inglaterra. El único precedente, en 2006, fue el talonador Chiliboy Ralepelle liderando al combinado nacional sudafricano en un partido ante una selección mundial que no tenía carácter de test match

Kolisi consumará la transformación de los Boks. Símbolo del apartheid durante gran parte del siglo XX, cuando los negros (entre otras muchas cosas) no podían entrar en el equipo y renegaban de sus éxitos, fueron una de las armas utilizadas por Nelson Mandela tras su elección como presidente en 1994 para reunificar al país. Su imagen entregándole a François Pienaar la copa de campeones del Mundo el año siguiente en un Ellis Park de Johannesburgo abarrotado de sudafricanos, tanto blancos como de color, es la imagen de la reconciliación en la 'nación arcoiris'. 

Pese a ello, los negros nunca han llegado a tener un gran peso en el equipo sudafricano. Visto como un deporte de afrikáners de clase acomodada, ellos siempre han preferido el fútbol y pocos han trascendido realmente en la historia rugbística del país desde finales del siglo pasado hasta ahora. El más importante es Bryan Habana, con más de 100 apariciones y 300 puntos a sus espaldas y el hombre con más ensayos junto a Jonah Lomu (15) en la historia de los mundiales. Últimamente el propio Kolisi, Tendai Ntawarira, Elton Jantjies, Nyakane o Mohojé han sido algunos de los más 'capeados'. 

Pero son pocos en proporción. Una situación que el gobierno sudafricano intenta atajar desde 2016, cuando el Ministerio de Deportes revocó las facultades de varias federaciones, entre ellas la de rugby, de presentar candidaturas para organizar eventos deportivos internacionales por no cumplir "sus objetivos de integración racial". En esa línea también se impuso al seleccionador sudafricano en el Mundial de 2015, Heineke Meyer, la necesidad de convocar a al menos siete jugadores de raza "no blanca" y alinear asiduamente por lo menos a cinco. No cumplió. 

Ahora Rassie Erasmus, su sucesor tras un parentésis entre 2016 y 2018 para Allister Coetzee, parece que quiere remediarlo con la designación de Kolisi, aunque ha insistido en que esta se debe exclusivamente a motivos deportivos:"No quiero mirar esto con una perspectiva política. He entrenado a Kolisi y es un gran jugador, en el que se puede confiar y que siempre da el máximo". 

En su decisión ha pesado también que Warren Whiteley y Eben Etzebeth, capitanes habituales en los últimos tiempos, estén fuera por lesión. Lo que no empaña un hecho que Gwede Mantashe, jefe de la federación sudafricana, ha definido como "un momento histórico" para el rugby sudafricano. Cuando Kolisi salte al campo como capitán el próximo junio, los Springboks habrán roto otra barrera. Nunca es tarde para ello. 

0 Comentarios

Normas Mostrar