BOXEO

Joshua sigue reinando... pero Parker se mantuvo en pie


Steelers vs Patriots en vivo y directo: NFL, Semana 1

Las casas de apuestas hicieron el agosto con los fans de Anthony Joshua. "Apostad por mi KO", apuntó el británico en la previa... pero no pudo cumplirlo. Joseph Parker fue el primer rival del gigante británico que no probó la lona. El neozelandés supo boxearle, incomodarle e incluso ponerle en aprietos. Aunque no hubo suerte para él y sumó su primera derrota como profesional. Mientras, Joshua estaba pletórico al haber ganado su combate más difícil (junto con el de Klitschko). Es campeón por tres de las cuatro principales organizaciones del boxeo (WBA, IBF y WBO) y lo tiene claro: "Quiero ser campeón indiscutido, consigue a Wilder en el ring y le noquearé", espetó ante el júbilo de los 75.000 espectadores que abarrotaron el Millenium Stadium de Cardiff.

Parker quiso demostrar que llegaba como campeón por algo y salió a por todas de inicio. Debía recortar la mayor envergadura de su rival y lo hizo. Con la mano izquierda baja fue lanzando el jab de manera insistente. Joshua pronto lo leyó y se quedó más errático de lo habitual. No buscaba largas combinaciones, pegó la derecha a su mentón para conformarse con su jab y es que Parker cabeceaba bien al entrar y complicó a AJ. Aun así Joshua fue sumando puntos, porque la principal diferencia del combate estuvo en los golpes conectado. Joshua lo hacía con poco esfuerzo y Parker sufrió en exceso para conectar alguna mano.

Ese fue el guión del combate hasta el décimo asalto. Joshua subió una marcha más y coincidió con un pequeño bajón físico de Parker, que planteó una pelea perfecta. Las ráfagas del británico eran más largas y varias manos hicieron daño al neozelandés, que las resistió sin mayor problema. En el undécimo todo pudo cambiar. Upper a la contra de Parker que hizo tambalearse a Joshua, resistió y dijo basta. No arriesgaría más. No lo hizo en el último asalto, donde de nuevo con jab le bastó. Ganó a los puntos por primera vez. Parker se fue satisfecho, no era para menos. Es el primero en aguantar en pie ante el rey. Joshua se lo reconoció y envió otro mensaje: "No quiero pelear en Estados Unidos, quiero hacerlo en Londres". Doble órdago, Wilder tiene la palabra.