'I, Tonya', 'Dear Basketball' e 'Icarus': 3 Oscars para el deporte

POLIDEPORTIVO

'I, Tonya', 'Dear Basketball' e 'Icarus': 3 Oscars para el deporte

Allison Janney, Kobe Bryant y Bryan Fogel.

Alison Janney ganó el premio de actriz de reparto en la película sobre la vida de Tonya Harding; Kobe Bryant, el de mejor cortometraje de animación y la historia sobre el dopaje de estado en Rusia, el de mejor largometraje documental.

El deporte estuvo más presente que nunca en la relación de premiados de la 90ª ceremonia de entrega de los Oscar de Hollywood. I, Tonya, Icarus y Dear Basketball fueron las tres películas de temática deportiva galardonadas este domingo por la Academia del cine estadounidense. Siguieron la estela de producciones oscarizadas como Campeón (1932), Rocky (1976), Carros de Fuego (1982), Million Dollar Baby (2004) y The Blind Side (2009).

Allison Janney se llevó el premio a la mejor actriz de reparto por su papel de madre fría y maltratadora en el film sobre la vida de Tonya Harding (interpretada por Margot Robbie), centrada en la agresión premeditada por su exmarido, Jeff Gilooly (Sebastian Stan), a la rival de la patinadora olímpica estadounidense, Nancy Kerrigan (bronce en Albertville 92 y plata en Lillehammer 94). Shane Stant, contratado por Gilooly y su amigo Shawn Eckhardt, golpeó en la rodilla derecha a Kerrigan con una porra de policía. Harding, que celebró el éxito de su biopic en el Dolby Theatre de Los Ángeles, fue condenada por "conspirar contra el enjuiciamiento de los atacantes" y condenada a tres años de libertad condicional, servicios a la comunidad y una multa económica.

Icarus triunfó como mejor largometraje documental. Bryan Fogel, director de la película y ciclista aficionado, recurre al dopaje como experimento para demostrar su mejora de rendimiento en una carrera amateur en Francia. Para ello acude a los servicios de Grigory Rodchenkov, el jefe del laboratorio antidopaje de Moscú, que acaba siendo el epicentro de los escándalos de dopaje sistematizado en Rusia.

Pero si hubo un gran protagonista deportivo en la gala, ese fue Kobe Bryant. El exjugador de la NBA subió al escenario para recoger el Oscar al mejor cortometraje de animación por su declaración de amor al baloncesto, que ilustra con imágenes la sentimental carta de despedida que escribió cuando se retiró hace casi dos años. El corto de seis minutos, con música de John Williams, lo dirigió Glen Keane, que acompañó a la Mamba Negra. El gran Mark Hammil, más conocido como el Luke Skywalker de la saga Star Wars, leyó con pasión la papeleta del premio: "Dear Basketball, Glen Keane y Kobeeeeeeee". "Como jugadores de baloncesto, se nos dice que debemos callarnos y driblar. Me alegra que hayamos hecho algo más que eso", dijo Bryant, que figura como guionista y productor ejecutivo, al agradecer el premio. Después llego a afirmar: "Me siento mejor que ganando campeonatos".

0 Comentarios

Normas Mostrar