Ferguson tumba a Lee y reta a McGregor; Johnson es leyenda

UFC 216

Ferguson tumba a Lee y reta a McGregor; Johnson es leyenda

Tony Ferguson gana a Kevin Lee en el UFC 216 y Demetrious Johnson derrota a Ray Borg.

Getty Images

Tony Ferguson se hizo con el título interino del ligero al someter a Lee en el tercer asalto. Johnson hizo lo propio con Borg en el quinto para retener el suyo.

Antes de comenzar el tercer asalto Tony Ferguson le gritó a Kevin Lee de una esquina a otra: “Esto es mío, no tuyo. Mío”. Se refería al octágono. Los dos estaban viviendo un duelo frenético e igualado, y justo cuatro minutos después de esa frase, Ferguson ratificó su órdago poniendo fin al combate con un armbar. El luchador de Michigan se alzaba con el cinturón interino del peso ligero. Sin discusión, con una buena victoria y crecido por un público entregado, le enviaba un recado a McGregor. “¿Dónde está ese pedazo de m…? Defiende o renuncia”, espetó entre gritos el nuevo campeón interino. Se prevé una guerra y un culebrón entre ambos. Toca esperar.

La pelea comenzó con estudio y pasó por todas las fases posibles. Lee tuvo problemas para dar el peso, debió bajar mucho, pero lo sumó en pegada. Ferguson estaba incómodo al inicio y le costaba acortar la diferencia de envergadura, así Lee le cazó con una izquierda que sentó a el ‘Cucuy’. Sufrió en el suelo, pero se rehizo y parecía tomar la iniciativa, pero de nuevo Lee volteó la situación y acabó golpeándole duro en el ground and pound.

El segundo asalto fue claro para Ferguson, que logró dejar la pelea en pie y ahí era superior. Fue percutiendo a su rival, aunque tuvo que asimilar buenas contras. Lee sabía que así perdería la pelea, y se fue a por Ferguson. Lo llevó al suelo y le castigó. Ahí Lee debía ser mejor, pero primero Ferguson se rehizo bien y después, de nuevo en el suelo, consiguió colocar el cuerpo de Lee para cerrar un triángulo perfecto para someterle con un armbar. Ferguson había entrado en el terreno de su rival y le eliminó ahí. Victoria de gran campeón, por ello no duda en retar a otro. El McGregor vs Ferguson ya está en la cabeza de todos los aficionados. Sólo falta que las dos partes se entiendan… la calidad si se da, no faltará.

Demetrious Johnson ya es leyenda de la UFC

Dana White pone el cinturón de campeón del peso mosca UFC a Demetrious Johnson tras el UFC 216.

Como un camaleón, así celebró Demetrious Johnson su pase a la historia de la UFC. No pudo escoger mejor recreación el campeón, porque ese animal es precisamente el que mejor le define. Estudia a su rival, se amolda a su estilo y lo ejecuta. Así ha conseguido once defensas consecutivas en el peso mosca UFC, el récord de la compañía, y de ese modo podría seguir haciéndolo años. El tiempo no pasa por él, 31 años le contemplan, pero como dejó claro ante Borg, al que sometió en el quinto asalto, la UFC tiene campeón para rato.

El combate tuvo un sólo ritmo, el que puso Johnson. El campeón salió a medir y a moverse, parecía un motor diésel que poco a poco iba carburando y cuando se encontró cómodo se fue al suelo. Borg era peligroso en esa especialidad, gana la espalda rápido… pero no tuvo opción. Johnson sacó un reptertorio de lucha en el suelo sobre el octágono del T-Mobile Arena de Las Vegas que impidó cualquier reacción. Llevó a su rival al piso y le fue restando aire con golpes y agarres.

Sólo una vez pareció estar en problemas, era el final del cuarto asalto y su cabeza quedó atrapada por el brazo de Borg. Un espejismo. El campeón resistió bien, se levantó sin problema y en el quinto round siguió su línea. Todo apuntaba a una victoria a los puntos, pero faltaba la genialidad. Sin apenas espacio, pegado a la reja Johnson saltó y atrapó el brazo de Borg. Este intentó zafase, pero como en el resto del combate fue incapaz. Sólo pudo rendirse ante la evidencia: Johnson es una leyenda.

0 Comentarios

Mostrar