El Ademar gana en Zamora el primer derbi regional del año

Balonmano

El Ademar gana en Zamora el primer derbi regional del año

Biosca, en una de sus muchas paradas

20-35. El conjunto leonés llevaba dos derrotas seguidas, y recupera su moral ante el choque clave de la Champions el domingo

El Abanca Ademar León borró esta noche el fantasma de sus dos últimas derrotas con un claro triunfo en el derbi regional en la cancha del MMT Seguros Zamora, que fue muy inferior y únicamente le pudo plantar cara durante los primeros veinticinco minutos.

El partido adelantado de la quinta jornada de la Liga Loterías Asobal de balonmano resultó un paseo para el conjunto leonés, que incluso se pudo permitir el lujo de reservar a algunos de sus jugadores más valiosos para el próximo partido de la Liga Europea.

Pese a ello, con su condición de anfitrión, el MMT Seguros Zamora salió con más ganas al pabellón Ángel Nieto y en los primeros minutos llevó la iniciativa del encuentro pese a ser teóricamente el más débil.

Mientras el conjunto local practicó el juego que le interesó, ralentizado, con jugadas preparadas y anulando la temida contra leonesa, se mantuvo la igualdad.

Fue la experiencia del extremo Juanín García la que empezó a marcar las primeras diferencias para el Ademar León, que poco a poco fue cogiendo forma y entrando en el partido.

En los diez últimos minutos de esa primera parte los de Rafa Guijosa sacaron a relucir su mejor juego y empezaron a marcar las diferencias tanto mediante contraataques como con jugadas de superioridad física en la línea atacante, hasta obtener su máxima renta antes del descanso, de cinco goles, con un penalti sobre la bocina.

En la segunda mitad, tras cuatro minutos sin subir ningún gol al marcador, el MMT perdió los nervios y, tras una jugada protestada por la grada que dejó a los locales con uno menos, el Ademar se fue arriba.

Así comenzó a trenzar una cómoda renta de diez goles al tardar los zamoranos más de nueve minutos en marcar su primer gol tras el descanso.

A partir de ahí, el Abanca empezó a jugar con clara superioridad y, aunque con algunos momentos de relajación, fue ampliando la ventaja.

Rafael Guijosa optó por dar descanso a algunos sus mejores efectivos pero aún así la superioridad leonesa se mantuvo e incluso se agrandó para borrar el fantasma de las dos derrotas anteriores ante el Barcelona y el noruego Elverum Handballa.

0 Comentarios

Normas Mostrar