Chapado: "No tener medalla es mala noticia, pero hay futuro"

MUNDIALES DE ATLETISMO EN LONDRES

Chapado: "No tener medalla es mala noticia, pero hay futuro"

Chapado: "No tener medalla es mala noticia, pero hay futuro"

CHEMA DIAZ

DIARIO AS

El presidente de la Federación Española analiza para AS la actuación en los Mundiales de Londres de la Selección española, que acudió con 56 atletas y obtuvo cinco finalistas.

-¿Qué balance hace de los Mundiales?

-No conseguir una medalla para el atletismo español no es una buena noticia y hay que asumirlo. Debemos tener el mayor número de podios, más finalistas y ser la mejor Selección posible. Eso está claro. Si miramos el nivel de competición, si lo comparamos con los otros Mundiales no es tan diferente. En Berlín, Daegu y Pekín, una medalla, en Moscú, dos. En Juegos, dos en Río, ninguna en Londres y Pekín. En la previa, sólo llevábamos un atleta entre los ocho primeros inscritos y sólo tres entre los 12. Hemos tenido cinco finalistas, más que en Río 2016 y que en Pekín 2015. Además, 12 entre los 12 primeros. Diez atletas llegaron en la mejor forma de su vida. El 25% hizo marca personal o del año. No es una excusa, sólo una valoración.

-Eran uno de los ocho países que habían ganado medalla en todos los Mundiales y han salido de ese grupo.

-Ya dije que era un Mundial muy complicado para nosotros. Pero a mí no me preocupa. Yo he venido aquí a trabajar, veo cosas muy positivas este año y no tienen que haber sido mías, porque son producto de mucho tiempo. Dependemos mucho del talento y hay poca gente que lo tiene para luchar por la medalla. Los seis mejores atletas de Río no estaban o no acudían en forma, por distintas circunstancias. Nos faltó el pico. Cuando tu Armada no está, es muy difícil acceder al podio. Aún así hemos tenido el cuarto de Mechaal y el histórico quinto del 4x400. En marcha, es cierto que Miguel Ángel López no está al nivel de 2015, pero hay gente joven, Álvaro Martín, Diego García, García-Caro, María Pérez... Invito a hacer una valoración del atletismo de Europa. Alemania ha bajado, Francia también, Italia ganó una medalla in extremis y estaban preocupadísimos como nosotros... Ya no es tan fácil ganar medallas. Insisto, no es excusa.

-¿Qué le ha gustado menos?

-Hay algunos atletas que estando en forma no consiguen dar su mejor versión en grandes campeonatos y también hay los que no han llegado realmente bien, con lesiones o problemas de salud. Nunca va a ser una Selección perfecta, pero hay que trabajar para minimizar ese grupo.

-¿Qué le ha agradado?

-Sinceramente creo que nadie ha ido de vacaciones. Lo primero, ver a algunos atletas con la mejor marca de su vida como Husillos, Marta Pérez, Laura García-Caro, Peleteiro... Por otro lado, ver la juventud de los que han quedado bien como Pablo Torrijos, la propia Peleteiro...

-¿En qué se debe mejorar?

-A corto plazo, creo que debemos afinar en los criterios teniendo en cuenta no tanto las mínimas, sino los estados de forma. Porque las actuaciones que no están a la altura por diferentes circunstancias dan peor imagen. Si son 15 la sensación es mala, si son siete es menos y si son cuatro, menos todavía. A largo plazo debemos aumentar el número de talentos. Que a los entrenadores lleguen más atletas con gran futuro. Esto es fácil de decir, pero difícil de llevar a cabo. El día a día se hace a nivel local en clubes, la Federación puede generar programas.

-¿Piensa que la Selección de 56 atletas, siete de ellos repescados, pudo ser numerosa?

-Lo que tengo claro es que el Comité Técnico ha mirado muchas cosas. Hay gente que necesita esta oportunidad para motivarse de cara al futuro, como Fátima Diame. No todo el objetivo debe ser el rendimiento. Queremos que la gente que vaya esté en las mejores condiciones y hay que trabajar en ese sentido, porque afecta a la imagen. No debe primar el interés individual de un atleta. Y no responsabilizo a los deportistas, que lo han hecho lo mejor posible en las circunstancias que estaban, que algunas no eran para estar en los Mundiales. De todas formas, no creo que estemos en una línea decadente.

-¿Endurecería las mínimas de clasificación?

-Yo no me meto en decisiones del Comité Técnico, lo que si vamos a hablar es sobre nuestro plan estratégico. Se va a cambiar el sistema de becas para potenciar las actuaciones con el equipo nacional, especialmente en competiciones como esta. Mutará. De un sistema de marcas, se pasará a primar los puestos con el equipo nacional. Habrá niveles en función del rendimiento en Juegos, Europeos y Mundiales. Y un cuarto nivel en el que se valorarán varias actuaciones puntuará tu posición en el ránking mundial, pero no será el criterio único que determine tu ayuda.

-¿El atletismo español es más de nivel europeo?

-Este equipo en un Europeo hubiera sido exitoso. Ha sido así siempre, salvo una época, y algunas cosas de aquello habría que borrarlas como demostró la historia. Y en Mundiales hemos rondado siempre una o dos medallas. Si hubieran venido bien Ruth, Orlando o Miguel Ángel. Hortelano no está, Bea Pascual tampoco... Es como si el Real Madrid llegase con los mejores cinco jugadores lesionados.

-¿No le dio envidia ver ganar al noruego Warholm en 400 vallas o al turco Guliyev en 200?

-Es que el atletismo es un deporte de momentos y tiene que coincidir todo. Lo del 4x400 fue un marcón tremendo. Y Mechaal venía el 16º y casi sube al podio. Por detalles se ganan o se pierden medallas.

-Y después de Ruth Beitia, ¿qué sucederá?

-Antes había un tal Manolo Martínez. Parece que no es verdad, pero el talento surge. Esto es así. Queremos que el atletismo sea matemática. Definiría todo esto como que es malo no tener medallas para nuestro atletismo, pero hay futuro. No soy conformista, no estoy contento con el nivel real que tenemos, de no poder optar a más podios y finalistas. Pero sí valoro como llegó el equipo, y considero que sí ha competido. Queremos transmitir que no es suficiente con hacer la mínima. Y que conste, acepto las críticas si son desde el respeto.

0 Comentarios

Mostrar